Inicio nuevo 2

EL TERCER TIEMPO

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»

Vuestro mundo se va a transtornar

Oh humanidad, oh ser humano, no mires aquí y allá, escucha en tu corazón y encontrarás con cada paso. Abandona lo ruidoso que desea hechizarte, vuélvete silencioso, escucha en tu interior, así verás y experimentarás Mi conducción. Vuélvete concreto, habla Conmigo y escucha Mi respuesta en ti. ¿Por qué confías tan poco en ti mismo?...

Como una roca frente a las olas

¡Reconoce y capta cristiandad, en qué tiempo de cambio te encuentras! ¡Reconoce la diversidad en la que te encuentras! No dije Yo a los que construían sus casas sobre arena: El que cumple estas palabras Mías, ese es un hombre sabio que construye su casa sobre la roca. Oh ved, las numerosas casas construidas sobre...

Llamadas para despertar a los Cristianos

Ya han sonado cuatro toques de trompeta, son las llamadas de atención para la humanidad, son las llamadas para despertar a los cristianos, para que despierten de su sueño y traigan el Reino de Dios a la Tierra. Vosotros veis los efectos de vuestros pensamientos, de vuestro actuar y empezáis a daros la culpa unos...

Decide tú por tí mismo

Tenéis miedo de ser manipulados por una vacuna y Yo, Cristo, os pregunto: ¿No sabéis que ya desde hace mucho tiempo estáis siendo influenciados, manipulados y convertidos en dependientes? Vuestro pasado os marca y caracteriza: ¡Juramentos, votos y promesas de todo tipo os hacen esclavos de vosotros mismos! Además, os encontráis bajo una enorme avalancha...

El gallo canta

Escucho el canto de un gallo. Una y otra vez. Empieza por la mañana, luego continua durante todo el día y por la tarde todavía puedo escucharlo, y aunque ya anochece, sí, todavía puedo escucharlo en la oscuridad. Yo me pregunto: ¿Qué le pasa? Él necesita todas sus fuerzas para transmitir su mensaje al mundo....

Tres cruces

Veía el Gólgota, tres cruces, tres mujeres. Estaba oscuro, silencioso, se sentía amenazador y muy pesado, un gran poder yacía en mi interior. Veía el gran acontecimiento envuelto en una nube negra. Veía a María y cómo si algo pareciera cambiar en ella. Veía como un velo empezaba a disolverse en ella. En la siguiente...

El gran consejo

Veía una arena de gran tamaño con grandes sillones rojos cubiertos de terciopelo. Estos también eran de gran tamaño y magnos, pero sobre todo bien acolchados. Tenían un respaldo alto y amplios reposabrazos de madera oscura y ligeramente ornamentada. Me recordaban los sillones de iglesia que se reservan en las grandes catedrales para los poderosos,...

Serie de escuelas de enseñanza

Veo de nuevo el gran centro de formación, que se encuentra fuera del tiempo y del espacio. Veo a muchas almas humanas y almas de los mundos espirituales, todas entraban en el enorme auditorio que ya se me había mostrado una vez. Solo que esta vez todo me pareció todavía más grande y magnífico. En...

Primer requisito

Los que os habéis reunido aquí en esta sala, vosotros sois los invocados y los llamados. Llamados primero en vuestro corazón, no en vuestra mente. Llamados en vuestro corazón para entrar en el Seguimiento de Jesús de Nazaret, para aprender a comprender lo que eso significa; pues resulta más fácil decirlo que hacerlo. Es un...

Masterplan

Y así también puedo Yo, Cristo, instruiros en una visión general y trasfondos profundos, algo que me gustaría dar sobre lo que se citó y abordó antes. Oh, ved lo que sucede cuando os conectáis de nuevo con la esencia, la esencia del pueblo de Dios: Vosotros sois y seréis una parte del pueblo de...

La llave

Captad, tal como es en el interior, así es en el exterior, tal como es en el microcosmos, así es en el macrocosmos. Así es en vuestro interior, y ese está estructurado en tres niveles: Existe el subconsciente de las sensaciones, ellas se convierten en emociones, en pensamientos y en actos. Los actos corresponden a...

El camino de oro

Aquel que ingiera pan espiritual y lo mastique demasiado rápido, ese no podrá digerirlo. Él no podrá asimilar la esencia ni la fuerza que contiene la comida, pues únicamente las palabras que provienen del Espíritu elevan y aportan una momentánea sensación de ligereza. Después de un breve espacio de tiempo, exige más, ya que de...

Yo te conozco

Yo estoy en ti, contigo y a tu lado. Yo te conozco. Yo conozco tus necesidades, tus miedos, tus preocupaciones. Yo conozco tu pasado. Yo sé lo que hiciste y lo que no hiciste. Yo veo dónde estás y quién eres. Yo veo lo que puedes y veo lo que aún no puedes. Yo veo...

Casualidad

Hombre: «¿Qué sucede ahora con la casualidad?» Cristo: «No existe la casualidad.» «¿No existe ninguna casualidad?» «No, no existe la casualidad.» «¿No hay casualidades en todo el mundo?» «No hay casualidades en ningún lugar del mundo.» «¿Quieres decirme en serio, que no hay una sola casualidad?» «Yo hablo completamente en serio.» «Entonces, ¿Qué es?» «¿Qué...

Miedo

Hermano: «¿Así que ya no debería haber más «correcto» o «falso»?» Cristo: «Tú lo dices.» «¡Eso me confunde!» «¿Qué te confunde?» «¿En qué puedo confiar entonces?» «En ti, totalmente en ti mismo.» «¿En mí?» «En tu sensación.» «Mi sensación me ha llevado con frecuencia en la dirección equivocada.» «¿Por qué sucede eso?» «No lo sé,...

Misericoria

Cuando Miriam volvió a encontrarse con María, ya no estaba satisfecha ni feliz. Decepcionada y profundamente herida, informaba sobre su conversación con los discípulos: «¡Ellos no me creen, María! ¡Han cuestionado todo lo que les he dicho, y lo han descartado como habladurías de mujeres! Yo estaba tan feliz, llena de esperanza y valor; pero...

¡Jesús vive!

Después que las dos hermanas Marta y María regresaran con la noticia de que el sepulcro estaba vacío y no habían podido encontrar a Jesús, se produjo una agitación entre las mujeres. Eso se incrementó algo más tarde, cuando Miriam entro precipitadamente diciendo las palabras: «¡Jesús vive, Jesús vive!». La gran alegría de Miriam contando...

De la oscuridad a la luz

Cinco mujeres se encontraron en el jardín temprano en la mañana. Tres de ellas se prepararon para ir al sepulcro de Jesús. Quizás podrían embalsamar a Jesús y darle la última honra. Miriam llevaba en su mano el aceite que había recibido de la madre María, y María y Susana se despidieron de las mujeres...

Hasta los frutos

Algunos de vosotros se preguntan: «¿Quién es la persona que recibió estos mensajes? ¿Quién es el que transmite esta palabra de este modo?» Yo os pregunto: ¿Por qué es esto tan importante para vosotros? «Ya no queremos ser engañados, ya no queremos que nos engañen», decís vosotros. Yo entiendo y os pregunto: ¿Cómo puede engañaros...

No os desaniméis

Oh, Mis hermanos y hermanas, no os desaniméis cuando lleguéis a vuestro punto más doloroso en la búsqueda en vosotros mismos; quedando profundamente tristes y desesperados, pues veis sinceramente lo que está en vosotros, quien sois, qué sucedió con vosotros, qué os pasó y en qué situación os encontráis.