Decisión

Academia de Dios – Diálogo – Lección 2 – 27. 03. 2020

Una gran montaña se eleva sobre este mundo, la materia, que es un reflejo de la realidad del alma y del Espíritu. Yo deseo llamarla la montaña de la fe y de la creencia. La humanidad se encuentra frente a esta montaña. Todos tendrán que escalar esta montaña, sí, ¡tendrán que escalarla! pues es el camino que conduce de vuelta al Hogar. Muchos guías se ofrecen a los buscadores para encontrar el sentido de la vida, prometen el azul del cielo para llevar a las personas a la montaña del conocimiento. Mi Hijo Jesús, el Cristo, dice:

Jesús el Cristo: «Yo soy el camino. ¡Yo te conduciré en la Verdad!»

El hombre pregunta: «¿Hasta dónde puedo llegar Contigo?»

– «¡Hasta la cima de la vida verdadera y eterna!»

– «¿Hay un tren o tienes porteadores?»

– «¡No, ese camino lo tienes que seguir tú mismo, paso a paso!»

– «¿Cómo irá de rápido? ¿Cuánto tiempo necesitaré para ello?»

– «¿Por qué preguntas?»

– «¡Tengo mucho que hacer, mi tiempo está limitado!»

– «¡Tú lo dices!»

– «Entonces, a tu manera, ¿cómo irá de rápido?»

– «¡Tan rápido como puedas, todo el tiempo que tú necesites!»

– «¿Hay alguna ayuda, un tónico fortalecedor para mi cuerpo?»

– «No se trata de tu cuerpo, se trata de tu alma.»

– «No sé nada sobre mi alma, solo veo mi cuerpo.»

– «Tu alma se fortalecerá durante este camino y tu la reconocerás.»

– «En cuánto a la comida, ¿qué debo llevar conmigo?»

– «¡Pan y agua no faltarán!»

– «¿Qué cosas me van a venir? ¿Cómo va a ser?»

– «Eso se mostrará, Yo no puedo ver en tu futuro.»

– «¿Cómo puedo confiar en Ti si sabes tan poco?»

– «¡No se trata de conocimiento, se trata de creer!»

– «¿No debería saber eso el guía?»

– «Yo conozco la Verdad y Yo lo sé.»

– «¿Qué opinas con ello?»

– «Tú determinas el camino y la ruta.»

– «¿Y si me atrevo?»

– «Yo estaré contigo.»

– «¿Qué sucede si no lo consigo?»

– «¡Tú eres más fuerte de lo que piensas!»

– «No sé, me siento inseguro.»

– «Yo soy tu seguridad.»

– «¡Los otros guías me lo hacen más fácil!»

– «Lo sé.»

– «Ellos hablan de libertad, de divinidad, de felicidad y éxito. ¡Sobre ello no me dices nada!»

– «¡La verdadera vida eterna es mucho más!»

– «Entonces, ¿por qué no lo dices? ¡Eres un mal vendedor de Tu camino y de Ti mismo!»

– «Yo soy el Camino y el Ser. Eso no lo vendo.»

– «¿Qué idioma hablas?, no lo entiendo.»

– «Es el idioma del Alma-Espíritu.»

– «No lo conozco, es desconocido para mí.»

– «Es extraño para ti, pero tú lo conoces.»

– «Hablas en acertijos.»

– «Es el lenguaje del alma y del espíritu.»

– «No sé, tendré que pensarlo.»

– «Bueno, que así sea. Nos vemos de nuevo mañana. ¡Si tú deseas venir, Me alegraré por ello!»

DIÁLOGO

 

«¡Y si hombres de corazón sincero se dirigen hacia Mi para aprender a comprender, así es Mi deseo el ayudar a todos aquellos que deseen participar en esta escuela de enseñanza mundial, en la Academia de Dios. Cuanto mas sinceras sean las preguntas de corazón, tanto más respuestas van a recibir en este camino. Así esta escuela de enseñanza mundial va a unir a todos aquellos que verdaderamente estan en su corazón!»