Signos del tiempo

Mensaje Mundial – 18. Marzo 2020

Yo, Vuestro Padre y Dios, elevo de nuevo Mi voz, para responder a aquellos que en sus oraciones dirigen preguntas a Mí.A ellos les hablo Yo y les doy como respuesta: ¿conocéis bien vuestras escrituras?

¡Si las hubierais conocido y tomado en serio, os habríais dado cuenta, en que época vivís! ¡Vuestra alma estaría tranquila y serena, traspasada con la fe y la creencia, de que Yo, vuestro Dios, lo tengo todo en Mis manos! Las turbulencias en el mundo material, que ha sido construido sin Mí y sin Mi Espíritu, no pueden resistir en la gran fase de limpieza y purificación, en la que actualmente todo está siendo conducido y se conducirá.

Vosotros no reconocéis los signos del tiempo, tampoco eleváis vuestras voces y no dais a conocer Mi llamada, a aquellos que reconocéis como buscadores. Con gusto acogéis conocimientos de los iniciados, pero ¿estáis Conmigo, con Mi palabra? Cada cristiano podría como mínimo, decir su opinión o tomar una posición, sin ser un sabelotodo que quiere tener la razón. Aquel que toma una posición basada en Jesucristo, no se le toma en serio. Esto lo escucho con frecuencia. Rápidamente sufre burlas o aislamiento de la sociedad. Si, así es. ¿Pero a qué sociedad queréis pertenecer vosotros los cristianos? ¿Cuál es vuestro Reino?

Así Yo pregunto a aquellos, que toman en serio su creencia: ¿Hasta qué límite estáis dispuestos a ir en este Seguimiento? ¿Son realmente veraces y auténticos, los que dicen traer Mi Voluntad, Mi Reino, aquí a la tierra?

Sabed y reconoced: Los ángeles han vertido sus cuencos sobre el mundo de la caída, al que también pertenece la tierra, como planeta de escuela de enseñanza. Esto se va a ver, sentir y reconocer cada vez más. La escuela del mundo sirve para la evolución, la purificación del subconsciente, y para dirigirse hacia la Consciencia verdadera del Ser, la Consciencia del Espíritu de Dios. Aquellos que pronuncian Mi Nombre y no se esfuerzan diariamente en tener veracidad y rectitud, serán como las jóvenes vírgenes, que se quedan sin aceite en sus lámparas. Y si durante la lectura de estas palabras se irrita el antagonista, opinando que Mis palabras son demasiado duras y faltas de Misericordia: Sabed, Yo hablo a través de un instrumento de la Misericordia. Yo soy la Verdad, Yo hablo a través del Amor que todo lo abarca y conoce lo que va a venir a la humanidad. Por este motivo os hablo Yo con seriedad.

En este Mensaje Yo hablo conscientemente a aquellos que conocen este Plan, que saben y conocen el sentido, pero no han comprendido sus reconocimientos y experiencias. Así se convirtieron en los seducidos y con rencor me dan la culpa a Mí. Pero, tened en cuenta y comprended: Mucho ha tenido ya lugar y ha sido llevado a la transformación. El reino de las fuerzas contrarias se encuentra en el derrumbamiento, con su poder basado en esclavitud, injusticia, mentira y falsedad. Esta caída ya no se puede detener ni tampoco se puede impedir.

Vosotros veis solamente, lo que se os transmite a través de los medios de comunicación y vuestro sistema de noticias. Pero Yo veo en los negocios secretos y en los corazones de aquellos, que como lobos con piel de oveja, constantemente aumentan su poder e influencia, sin que el pueblo de los dormidos o los de buena fe reconozcan este juego malicioso.

Así Yo, vuestro Dios y Padre, doy a la humanidad un tiempo del interior, de reflexión en el que se puede o debería reducirse la vida estresada y el accionismo. Una posibilidad, para ir hacia el interior, dirigirse hacia Mí, para reflexionar sobre la propia vida. Un tiempo de silencio, en el que se puede escuchar la conciencia y ver también Mis signos.Como cristianos deberíais conocer la enseñanza del Sermón de la Montaña. ¡Aprendedlo, vividlo, y ayudad a Cristo, pues la Marcha Triunfal de la Victoria ha tenido lugar! En Cristo encontraréis apoyo, confianza y esperanza, también durante la gran transformación en la que el mundo se encuentra y gira.

Yo, vuestro Dios y Padre os pregunto, ¿qué pasaría, qué sería posible, si los denominados cristianos, se reunieran y unieran en el Cuerpo de Cristo? En el papel son unos 2 billones de cristianos. ¡Cuanta sanación y obras buenas serían posibles, si ellos disolvieran las barreras y se dieran realmente las manos como hermanos y hermanas! Levantaros! Levantaros en vuestra creencia y vivid el Amor que todo lo abarca, sin proteger ni apoyar cosas falsas.

¡Yo, el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, hablo a Mi pueblo y le llamo para que se oriente al lado de Cristo, como ayudantes en el Nuevo Tiempo! Este Nuevo Tiempo va a ser construido sobre aquellos que dejan actuar cada vez más el Espíritu de Cristo en si: Él llama a la puerta de vuestros corazones, os llama con vuestro nombre, pero no le escucháis ni le veis! ¡Así se os da tiempo y tranquilidad, para que escuchéis la llamada de Cristo, al que esperáis desde hace mucho tiempo!

¡Ahora es el momento, aprovechadlo, no durmáis! ¡Reconoced los signos del tiempo, que ya se os dieron y anunciaron, y que están escritos en vuestros libros! Llenad vuestras lámparas con aceite, prepararos y estad dispuestos. Una Época elevada ha sido iniciada, la Época del Espíritu, el nuevo Tiempo, en el que van a venir un nuevo Cielo, una nueva Época – la Época del Espíritu!

EL TERCER TIEMPO

 

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»