¡Es y seguirá siendo Mi ley en todas las épocas!

Mensaje Mundial – 12.03.2019

¡Yo, vuestro Padre y Dios, elevo Mi palabra de amor y seriedad! Yo llamo a los seres humanos y a la humanidad a que den la vuelta hacia la voluntariedad: El carácter voluntario y la libertad del ser humano y de las almas. Yo os ofrezco una y otra vez el camino del amor, que siempre ha estado abierto para los seres humanos y ahora cada vez son más los que lo buscan, pero muy pocos lo encuentran. Cada vez más van a ser el dolor, el sufrimiento y la necesidad los que os motiven a dar la vuelta, a conducir hacia el conocimiento, a aprender a reconocer de dónde vienen el sufrimiento y la angustia de vuestras vidas. Ahora os encontráis en medio de la tormenta y veis los elementos desatados, mirando con miedo hacia el Cielo sin querer reconocer ni tratar de comprender vuestra culpa. Oh ved, oh reconoced la seriedad del tiempo en el que todo se encuentra. Es un tiempo que os ayudará a inclinar la cabeza y a doblar las rodillas, para luego elevar la mirada con esperanza y humildad hacia el Cielo. Pues Yo soy vuestro Creador y Dios, al que toda vida pertenece, al que también pertenecéis vosotros, ya que Yo soy el que os ha concebido y creado. Pero el ser humano opina ser capaz de hacer todo, de comprender todo, de ver a través de todo y de conocer la solución a todos los problemas. No necesita ningún dios, él se siente divino y está convencido de ser un creador. Él permanece y sigue en su arrogancia, autodeterminación y libertad personal, pero el límite ya ha sido excedido, y eso es algo que fue permitido por Mí. La naturaleza y los elementos muestran ahora su fuerza y poder, atacan las obras humanas, en las que Mi ley de gracia, de siembra y cosecha, quiere, debe y puede seguir dando ayuda, para que los seres humanos aprendan de nuevo a elevar sus corazones y busquen al verdadero Dios de la vida.

¡Y Yo os digo, a Él no le encontraréis en iglesias, religiones o sectas! ¡Pues Yo soy el Espíritu libre! Yo no me dejo capturar por las ideas ni las opiniones de los grupos. ¡No necesitáis líderes, sacerdotes ni profetas que os digan lo que debéis aceptar, entender y asimilar en vosotros! Es y sigue siendo la ley que os fue dada a través de los Diez Mandamientos, el Sermón de la Montaña y el camino de Jesús de Nazaret.

Si pudierais ver tras del velo en el mundo de las almas, vuestro corazón se asustaría sobre todo al ver la aflicción, la penuria, el sufrimiento y la desesperación. La imagen y la idea del infierno volverían a cobrar vida en vosotros. ¡Una vez más en la historia se encuentra la humanidad en la torre de babel, que en megalomanía y sacrilegio quiere llegar hasta el Cielo! Nadie quiere escuchar estas palabras, pero Yo os pido que observéis en este, vuestro mundo, el desequilibrio en el que todo se encuentra. Sabed y entended: Todo, todo lo que se construyó sobre arena deberá derrumbarse. Están siendo golpeados los muros que han presionado el dique de la injusticia. Y solo el conocimiento del pensar y del actuar equivocados, la culpa y el reconocimiento de ello, traerán un cambio a vuestro mundo y harán que sea posible a gran escala. Solo esto podrá preparar el camino para Mi Espíritu. La palabrería vacía de los perpetradores no es suficiente, también la colocación de coronas y las bellas palabras siguen siendo lo que son: Palabras sin arrepentimiento profundo, real, y por lo tanto sin Mi Espíritu. „Pero Dios es gracia“, os escucho decir y Yo os respondo: Yo soy gracia, pero también justicia, y esa exige el reconocimiento de la culpa. Mi ley de gracia, de siembra y cosecha, quiere ser comprendida en primer lugar por el perpetrador que reconoce su culpa, se arrepiente y pide perdón a su víctima. Y en segundo lugar también por la víctima, que perdona al perpetrador que actuó injustamente en su contra. También el consabidor de un comportamiento incorrecto, que lo disimula o encubre, tendrá que cargar con las consecuencias. Y si conocéis el dicho „colgado, atrapado“, entonces hay perpetradores, víctimas y consabidores que tendrán que cargar con las culpas y las grabaciones en el alma hasta que estas sean liberadas y redimidas.

Por lo tanto, no existe una disolución global de la culpa del alma. Eso no es posible ni tampoco tiene sentido. Tampoco existe liberación ni paz para el alma que abandona el cuerpo y todavía permanece atada. Ya en la transición desde la conciencia del cuerpo hacia la conciencia del alma, el alma se vuelve consciente a través de la película del alma de las faltas, las conclusiones equivocadas y los caminos erróneos que tomo como persona. Todo lo que se vivió en contra del propio plan del alma, duele al alma.

Así, Yo no puedo confirmar las palabras de vuestros sacerdotes, sino que acuso la ignorancia de todos los dirigentes que se han establecido en vuestros sistemas de iglesias, religiones y sectas. Ellos son los escribas y fariseos de la actualidad que satisfacen las exigencias de todos aquellos que desean un ambiente solemne, ceremonias para sus necesidades y deseos humanos. ¡Sabed, Mi verdad y Mi ley son válidas para todos y en todas las épocas! Cuanto más aprenda la humanidad a elevar su alma y su espíritu hacia Mí, tanto más viviréis Mi Espíritu en vuestro mundo y en vuestra época. Todos, todos vosotros sois Mis hijos pequeños y si os orientáis hacia Mis mandamientos, os convertiréis además en Mis hijos e hijas mayores. Y Yo os haré la pregunta: ¿Qué piensas de tu hermano, de tu hermana? ¿Tienes benevolencia, comprensión, sí amor por ellos? ¿Sigues el camino de la separación o de lo que te une? Oh, si los denominados cristianos fueran realmente seguidores de Mi Hijo y de Su enseñanza, entonces vuestro mundo cambiaría en poco tiempo y eso se haría visible para todos. Por eso Yo, vuestro Dios y Padre, llamo a todos aquellos que sienten la verdad de Mi palabra en sí mismos, en sus corazones, en su propia vida y encuentran de nuevo la veracidad de su interior. Eso hará que vuestro mundo cambie para todos. Hará posible cosas nuevas, ya que ellos construyen sobre la roca, Cristo. Un fundamento sólido que no solo se basa en una vida, sino en la vida, la verdadera vida eterna que conduce hacia Mi Espíritu.

Yo Soy el que Soy, de eternidad a eternidad.

Amén

EL TERCER TIEMPO

 

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»