Fase de crecimiento

Mensaje Mundial – 01.03.2021

Oh ved, en qué hora y en qué mundo os encontráis: Es una fase en vuestros acontecimientos del mundo, en los que también el séptimo sello ha sido abierto, ¡El séptimo sello ha sido abierto también en el espejismo!

Pues ved en qué mundo os encontráis: El hermano levanta el puño dispuesto a usar la violencia contra su hermano, también en temprana edad, pues ya no existen más tabúes en la infancia. Incluso antes de la pubertad, antes de que vuestra juventud alcance la mayoría de edad, ya están confrontados con la violencia, la sexualidad, la depravación, la desvergüenza, el comportamiento inmoral, el embrutecimiento y la decadencia de todos los valores. En vuestra red mundial de internet tiene lugar una difusión y acumulación de todo ello. ¡Conoced y haceos conscientes de la gravedad de vuestra situación y de la seriedad de vuestro tiempo!

Dado que el desarrollo en la materia y en el Espíritu funcionan paralelamente, eso puede resultar muy desmoralizante para vosotros cuando pensáis que lo que hacéis no encuentra ninguna resonancia en el exterior. Pero Yo os digo: En el Espíritu ya se está construyendo, primero se forma un sistema de raíces y de momento no puede verse nada de la planta que después crecerá con fuerza. Así sabed: Ha llegado el momento y los preparativos comienzan ahora. Mis ramas y Mis brotes son todavía tiernos, todavía pequeños. Ellos no deberían perder la esperanza ni el valor, sino continuar en su corazón despierto, en su ser interno despierto y no dejarse intranquilizar por el hecho de que en el mundo todo parece solo empeorar. Esto es así porque esta espiral ahora gira hacia el punto más bajo, hacia la decadencia del género humano, hacia la disolución y la eliminación de los seres y de lo creado. El último sello ha sido abierto.

Ved, desde el punto de vista espiritual esto es solo el principio del fin, pues es importante poder vivir completamente en el libre albedrío. Esto significa vivir en el mundo de lo contrario; para llegar al lado opuesto gozando de la vida sin límites; para experimentar plenamente lo que eso aporta; para experimentar, si el convertirse uno mismo en dios es la plenitud. Para comprender si hay plenitud en la belleza externa, en el poder, en la riqueza, en el ser aún más rico y más poderoso, en el ser aún más bello, aún más libre, en el poseer y experimentar aún más.

Ved, oh ved, todo está bien. ¡No os desaniméis, seguid adelante, seguid adelante! Seguid adelante en vuestra corriente y girad la espiral hacia arriba, no miréis hacia atrás, girad la espiral hacia arriba, en lo que sentís, en lo que hacéis. Aprended a echar raíces en vosotros mismos, en vuestra fe y en vuestra confianza. Sobre ello se construirá una y otra vez y sobre ello podré mostrarme Yo a través vuestro. Os convertiréis en los guardianes y los mantenedores de la herencia de vuestro Padre y traeréis luz y verdad al mundo sin imponerlas, simplemente siendo tal como sois.

Y si Yo os dije que el Reino de los Cielos es como una semilla de mostaza, entonces entended: Es lo más pequeño, pero cuando la semilla se abre en confianza y crece en un árbol en la fe, entonces se elevará por encima de todo, y las aves del Cielo se posarán sobre las ramas. Ved, estamos en la fase de crecimiento con aquellos que comienzan a elevarse por encima de ese pantano del pecado, con aquellos que ya no participan más. Con aquellos que superan el engaño en sí mismos y el engaño del mundo, y se convierten en Mis seguidores, creciendo como las semillas de la planta de mostaza, para que un día sea en la Tierra como en el Cielo, para aquellos que vivirán ese tiempo en el que esta división se separa por completo.

Ved, es el tiempo en el que las malas hierbas se arrancan progresivamente para ser arrojadas al fuego. Todavía siguen creciendo malas hierbas aquí y allá. Dejad que se hagan más grandes, no lo juzguéis y sabed: ¡Simplemente se están haciendo visibles! ¡Y el fuego en el que son arrojadas es el fuego del dolor del alma por los propios actos, la propia carga que debe soportarse!

EL TERCER TIEMPO

 

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»