Fuerza de la redención

Mensaje Mundial – 11.02.2021

Así ahora conocéis mejor «a favor» y «en contra», algo que pertenece al ser humano. Intentad comprender lo que sucedió en el transcurso de la separación posterior: El «a favor» del ser humano en el origen, un anhelo de la patria original, se convirtió cada vez más en un anhelo de «más», de «querer poseer y ser más».

Comprended y captad cuál es la tragedia de vuestra propia historia, así podréis comprenderos mejor a vosotros mismos: A favor y en contra, algo inherente al ser humano, Espíritu y espíritu antagonista, durante muchos siglos de vuestra historia claramente dividido entre «bueno» y «malo» en un determinado concepto moral y ético, así el antagonista en vosotros fue denominado el diablo y las fuerzas contrarias el belcebú. El ser humano podría haber diferenciado mejor en esta consciencia, pero a causa de la formación intelectual y de su falta de religión, hicieron anticuados y desfasados todos estos conceptos, y así se buscó un nuevo lugar de anidación, ingenioso, oh, el más astuto, pues ahora las fuerzas contrarias también se han infiltrado como parte del «a favor» original. Como que el ser humano ya no puede intuir ni sentir el anhelo de Dios ni su origen divino, lo que él es originalmente, en vez de eso el anhelo es alimentado cada vez más con todo aquello que engaña al ser humano, con falsas apariencias para que crea lo que podría ser su felicidad y mostrándole todo lo que no posee: La felicidad satisfecha en el mundo, en la relación en pareja, en la familia, en la riqueza, en mucho dinero, en el poder, en una posición de mando, en el gozar de la vida, en los excesos de lujuria, en la sexualidad, en todos los deseos y necesidades: Todo eso ha sido implantado y alimentado en vosotros, una avalancha cada vez mayor con crecimiento exponencial por la presencia de los medios de comunicación en vuestras vidas y en vuestras salas de estar. Lo mismo sucede con vuestros jóvenes, que se convierten en su propio dios en el narcisismo de su propia imagen reflejada, que es perfeccionada y compartida con todos para recibir cada vez más adoración.

Ved, finalmente el distanciamiento también llegó a la parte «a favor» del ser humano: La humanidad se encuentra más enredada que nunca, pues se ve a sí misma como intelectual e instruida, como progresista y ya no conoce lo contrario. Actualmente considera la Tierra como su hogar y ha convertido en dios supremo a la preservación y protección del planeta Tierra, pero en realidad la Tierra es solo materia, solo un planeta de escuela, de aprendizaje y enseñanza. ¡Ved, oh ved lo complicada que se ha vuelto la situación! Se enviaron muchos, muchísimos mensajeros, legiones de ayudantes espirituales, para traer nuevamente luz en esta época. Vosotros lo sentís, lo podéis ver, también en el despertar que está teniendo lugar. Así se trajo cada vez más luz a un mundo que necesita más que nunca la Redención y al Redentor.

Numerosos ayudantes y mensajeros se reunieron para ayudar. Tuvieron que ser probados durante muchas etapas de fe, tuvieron que comprender en sí mismos el engaño en la ilusión hasta el más pequeño detalle, para así poder desvelar esta confusión en el sistema y los sistemas. Cuando el séquito que Yo envié consiguió crear una célula madura que deslumbró completamente el trasfondo de la ilusión y del engaño, entonces fue posible un gran avance con un pequeño núcleo, en el núcleo celular más pequeño de madre e hija. A través de la interiorización y la devoción; la petición de ayuda de su ser humano y de toda su alma, que comprendió su rol; pudieron reencontrarse en la tarea y en la misión espiritual, que recibieron de Mi mano; y así en pocos años fue posible Mi venida en ellas mismas, madre e hija, y con ello se cerró el círculo.

Todavía sin ser visto por el mundo, como un ladrón en la noche, pero situado como el cristianismo más íntimo, como un nuevo santuario, para todos los que entienden y pueden captar que solo existe esta posibilidad: Experimentar la Redención en sí mismos, pedir poder abandonar la cruz del dolor, igual como hice Yo, Cristo, y dirigirse hacia la libertad, la libertad del Espíritu, que se encuentra por encima de la materia, por encima de las cargas y recuerdos de los roles y del mundo de las almas.

Esta libertad solo la experimentará aquel que haya disuelto las ataduras y los enredos de su ser humano; aquel que consiga una comprensión de sí mismo y de su rol; aquel que haya disuelto las pre encarnaciones y sus huellas en sí mismo, entregando todo al fuego de la Redención. Y a continuación empieza Conmigo a compartir la carga del dolor de la humanidad, a estar totalmente a Mi lado, libre de sí mismo, ganando de nuevo una amplitud y una visión general que aportará de nuevo para ayudar.

Oh ved, si pensáis: «¡El camino está tan lejos, es tan complicado y complejo, nunca lo lograré!», ¡No creáis a esa voz en vosotros! Pues Mi voz en vosotros os anima y os dice: ¡Ánimo y adelante, no es tan difícil como pensáis! Pues todos vuestros enredos, toda vuestra confusión, siempre giran finalmente en torno a un mismo tema principal para el que os habéis encarnado con el propósito de solucionarlo en vosotros. ¡No os desaniméis, oh no os desaniméis! El camino ha sido despejado, pues ya hay algunos que lo siguen, así hacen libre el camino y ayudan con ello a que lo encuentren todas las líneas de personas que les siguen detrás. Los que van adelante ayudan a todos los que vienen detrás. Ved, oh ved, es como un efecto de bola de nieve y ya ha empezado, ¡El cambio está aquí! ¡Sí, el cambio sigue adelante!

La confusión se mantendrá en esta etapa, muchos seres humanos permanecerán durante mucho tiempo en esta etapa, pero todos tienen una oportunidad y cada uno tiene la posibilidad de dar la vuelta en sí mismo.

Yo soy la voz en vosotros que os da valor, que os anima y apoya, que os envía fuerza y os dice: ¡Cuestionaos a vosotros mismos, aprended a comprender, poned orden!  Y entonces se volverá cada vez más y más claro en vosotros. No es imposible, pues el camino es largo, pero es como una alfombra tejida con un patrón complicado en la que solo hay que tirar de unos pocos hilos y entonces se disuelve cada vez más lo que se entrelaza de muchas, muchísimas encarnaciones. Pues no olvidéis, vosotros no estáis solos, pues para ello se os dio y regaló un superpoder, sí fue adquirido para vosotros, ¡Es el Fuerza Redentora que os ayuda a disolver todo eso!

Y cuando os encontréis en vuestro camino, intentando captar mejor vuestras sensaciones, entonces tened en cuenta que el mundo de sensaciones del ser humano también está influenciado por el propio yo, vosotros diríais, el ego se ha infiltrado en el «a favor».

¡Lo que de verdad, de verdad, de verdad os guía y os conduce es suave, es sutil, y no es una emoción o sentimiento! Es una sensación, es solo un hálito, un hilo de seda, de modo que al principio solamente se os muestra como un pequeño rayo o soplo, que en seguida desaparece, tan silencioso que casi no lo escucháis, no lo notáis y lo pasáis por alto. ¡Pero estos son los puntos en los que vale la pena profundizar! De igual forma vale la pena profundizar en la sensación, pero sabed, con demasiada frecuencia se encuentra un engaño en ella, pues el ser humano opina saber y a menudo se deja conducir por sus imaginaciones, también por su mundo emocional influenciado con sus cargas y grabaciones.

«Tan complejo y con tantas capas.», pensáis vosotros. Sí, vosotros sois complejos y con muchas capas. Y sin embargo, muy fácil, pues los caminos y las etapas del camino son siempre similares. Y así también os podéis ayudar mutuamente para superar determinadas etapas.

El valle ha sido atravesado, el valle más profundo ha sido atravesado y los que partieron antes que vosotros han construido la posibilidad del puente para vosotros, pues ellos están preparados al otro lado, os están esperando dispuestos a ayudaros y a estar a vuestro lado. Conmigo, El que está con ellos al otro lado del puente. El puente de la confianza y de la fe que atravesáis con el vestido blanco para ser guiados por Mí en vuestro interior. Un entrenador y consejero privado que no os cuesta nada, disponible las 24 horas del día y siempre a vuestro servicio.

EL TERCER TIEMPO

 

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»