Primer requisito

Formación de la comunidad

el 13.09.2019

Mensaje recibido durante el seminario «Conciencia – Intuición – Conducción Interna»

 

Un hermano del Espíritu:

Los que os habéis reunido aquí en esta sala, vosotros sois los invocados y los llamados. Llamados primero en vuestro corazón, no en vuestra mente. Llamados en vuestro corazón para entrar en el Seguimiento de Jesús de Nazaret, para aprender a comprender lo que eso significa; pues resulta más fácil decirlo que hacerlo. Es un gran desafío para todos los que entran en este camino, para los que se encuentran en este camino, pues se opone a todos los sistemas de los mundos de la caída.

Así entrad en vuestro interior, en el espacio sagrado que cada uno de vosotros lleva en sí. Llevad vuestro deseo hacia vuestro corazón. Y Cristo, escucha a cada uno de vosotros, acoge ese deseo en Su corazón, pues Él quiere animaros, quiere fortaleceros, quiere mostraros cuál es el camino y de qué se trata, ya que Él lo ha recorrido y precedido.

Así, preparaos para todo lo que está sucediendo. Estáis siendo acompañados por el mundo espiritual. Habéis recibido dos traductoras. De la misma forma como alguien que traduce un idioma extranjero, ellas pueden captar lo que el Espíritu os quiere decir. No siempre en la palabra directa, tal como hablo ahora, sino también en la palabra, cuando no podéis notar quién habla a través de la hermana. Eso fue también un ejercicio para que los discípulos aprendan que también en sí mismos, algo puede hablar cuando sentís: «Eso no viene de mí, alguien me ayudó con esta carta o en esta conversación.» Y así nos encontramos en el tema de este fin de semana, que empieza con la conciencia.

 

Un hermano del Espíritu:

Para que os resulte más fácil de comprender dónde estáis sentados, os informaré también desde los ámbitos de las almas, sobre algo que se puede describir de la siguiente forma: Para que os hagáis una idea aproximada, si tuviera que situarlo en el mundo, ahora nos encontramos en algo similar al Foro Romano en Roma, donde quizás habéis estado. Oh, ved, por qué un grupo tan pequeño en un lugar pequeño, en el mundo espiritual es colocado de forma completamente diferente y recibe una posición y evaluación completamente diferente. Pues esta escuela de enseñanza, estos cursos de aprendizaje que van a venir, conducen hacia la Nueva Era – hacia el Tercer Tiempo –, hacia una comprensión espiritual. Eso conducirá a que todo podrá ser entendido y surgirá una seguridad, tal como vosotros la deseáis. Con ello las palabras en vuestro corazón se convierten en actitudes, esas se vuelven en actos, y os podéis convertir en ejemplo para otros. Y así son las primeras enseñanzas prácticas, ejercicios, transmitidos en todo el mundo espiritual, en los ámbitos y niveles de las almas. Vosotros con nosotros y nosotros con vosotros.

FORMACIÓN DE LA COMUNIDAD

 

«A través de esta fuente un pequeño grupo pudo experimentar durante los últimos años Mi conducción directa de forma discreta e inadvertida. ¡En medio de ellos, pude Yo, el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, hablar como el „Yo Soy el que Soy“ de eternidad a eternidad!»