Punta de lanza

Formación de la comunidad

el 02.11.2019

Un mensaje de nuestro hermano del Espíritu Miguel, recibido durante el seminario de la serie de escuelas de enseñanza «La montaña de la fe y de la creencia».

 

Miguel:

Y así hablo yo, Miguel, pues ha llegado el tiempo en el que vosotros entendéis. Como dirigente del ejército, que se encuentra en su formación de punta de lanza en vuestro terreno, me gustaría explicaros, por qué vosotros pertenecéis a este ejército, pues ahora quizás vuestro interior pueda captar un poco, quizás pueda comprender un poco, por qué eso es así. Si lentamente llegáis al fondo de las cosas, comprendiendo lo que ha sucedido con vosotros en el capítulo que se encuentra detrás de vosotros, entonces podréis captar cuánta parte de fuerzas contrarias lleváis en vosotros. Y si queréis evitar que entren en vuestro interior, entonces sabréis contra lo que estáis luchando, pues ahora se os hizo consciente.

«Implantes implantados», el hermano lo ha visto y reconocido correctamente, pues conoce las maquinaciones. Los maestros blancos ascendidos son el lobo con piel de oveja. Se muestran a sí mismos, solo el discernimiento os enseña, y lentamente os dais cuenta de lo que sucedió.

Y como dijo la hermana, ese entendimiento y el sacar de vosotros „el no sentirse digno“, „la voluntad propia“ y „vosotros pertenecéis al diablo“, ¡oh, sacad eso de vuestro interior! Sacad lo que han sembrado en vosotros y abriréis las compuertas para todos los que os siguen. Vuestro hermano hizo por vosotros los cálculos de cuantos. Pensáis que solo sois pequeñas luces, pero vosotros podéis conseguir mucho. Podéis conseguir mucho, pues vuestro movimiento, todo lo que movéis en vuestro interior entra en la gran red. Y no podéis creerlo, no podéis captarlo. Gracias a la gran descripción mostrada por las hermanas quizás habéis intuido un poco, que podría haber sido más. La extracción de lo que se ha implantado en vosotros, es algo pequeño, solo en vuestro interior, pero al mismo tiempo – en la actualidad, en el suceso cósmico – una gran, grandísima posibilidad, un gran acontecimiento. Y esto no hubiera sido posible, si las dos hermanas que precedieron en esta punta de lanza, no hubieran sacado también de sus corazones lo que jugaba en su contra.

Ved, oh ved, un gran capítulo llega a su fin con vuestra comprensión de los conocimientos. La última montaña que ascendisteis en esta historia de los que han caminado junto a los planetas de la sabiduría, para aprender a comprender, a conocer y a desenmascarar. Primero en vosotros, en vuestro interior, pues ahora conocéis a vuestro adversario.

Así retrocedo y dejo que el Padre tome la palabra para dar lo que pertenece a este tiempo, lo que debe decirse en este momento.

 

Dios Padre:

Ved y comprended, hijos Míos: ¿Quién quiere sacaros de Mi Corazón? ¿Quién os bloquea el acceso a Mí? ¿Quién quiere prohibiros, hijos Míos, hablar Conmigo y recibir Mi palabra en vosotros? ¿Quién, oh quién os hace creer que no puede ser, lo que sentís como bueno en vosotros? Por supuesto, todavía limitado en vuestras traducciones y por vuestras verdades, pero lo que vive y se mueve en vosotros es Mi palabra y es Mi impulso. Preguntaos, oh, preguntaos, ¿Quién quiere impediros llegar a Mi Corazón de Padre? Y preguntaos: ¿Por qué?

¡Os veis demasiado pequeños y demasiado alejados de Mí! Vosotros no solo sois Mis niños, sino hijos e hijas, que están siendo preparados para ser puestos en acción, cuando reconozcan en sí mismos, lo que habla contra Mí: La seducción primaria que fue desenmascarada y que ahora producirá olas como cuando una piedra cae al agua y crea amplios círculos, si la reconocéis en vosotros mismos, ayudaréis a otros a reconocerla en sí mismos. Así es Mi camino, imparable, pero necesito mujeres y hombres, que me dejan entrar a Mí en sí mismos, que crean en Mí, aprenden a confiar en sí mismos y practican, practican, practican. Y no se dejan desanimar, no se dejan asustar, así traspasan las barreras y se entregan al Espíritu que lo cambiará todo.

«De espíritu a Espíritu» significa en vosotros, en vuestra cámara del interior, en la noche, en las horas tranquilas, en la naturaleza, y significa paso a paso, sin grandes saltos, paso a paso, en vosotros, con vosotros. Ved, un capítulo ha sido concluido, el capítulo de la sabiduría y el capítulo de los planetas de la sabiduría. Y así, vuestros caminos serán guiados a través de la conducción que escucharéis en vosotros, y de vez en cuando, obtendréis ayuda externa, y así se irá formando paso a paso y podrá ser devuelto, realmente llevado de vuelta al Hogar, lo que pertenece allí y ya no puede ser detenido. Y así vosotros formáis parte del ejército, aunque vuestro ser humano no lo pueda creer, pues todos ya formabais parte de él, habéis colaborado, apoyasteis con vuestra presencia, elevasteis la vibración, y preparasteis el fundamento para Mi Hijo y marcando el comienzo de un nuevo tiempo. Así deberá ser, una órbita amplia.

Os unís a las filas, os unís en vuestra determinación y tarea, todas las familias están representadas. Y así, sabed y recordad: En Mi Sala del Trono todos recibisteis una herramienta, y esta herramienta os ayudará a sacar de vosotros, aquello que todavía quiere oponerse a Mí. ¡Reconoced a la serpiente y al espíritu contrario en vuestros corazones y haced todo lo posible para deshaceros de eso! Y en vosotros será tal como fue profetizado para el final de los tiempos durante la luna roja al comienzo de vuestros seminarios de la montaña de la fe y de la creencia: Yo derramo Mi Espíritu, sobre sirvientes y sirvientas, sobre ancianos y jóvenes, que están dispuestos a recibir Mi Espíritu, para continuar, para volver a casa, de regreso a la Casa del Padre, donde Yo y vuestras familias espirituales os estamos esperando, donde están listas vuestras moradas, allí donde es vuestro destino, de eternidad en eternidad. Y vuestro corazón estará lleno, pleno y lleno de todo aquello que vosotros como seres humanos habéis sufrido dolorosamente, con todo lo que me pudisteis entregar a Mí, con todo aquel que habéis alcanzado con vuestro paso y después le resultó más fácil. La punta de lanza se mueve hacia adelante y vosotros os alineáis.

Yo Soy el que Soy, El que siempre ha sido, y El que siempre será. En el Primer Tiempo, en el Segundo Tiempo y en el Tercer Tiempo, de eternidad a eternidad. Y vosotros sois una parte de Mí, – eternamente.

 

La fuente hija informa lo que ve en lo espiritual:

Sentí una especie de agradecimiento que estaba fluyendo hacia vosotros. Y los varones saben lo que es el agradecimiento en un ejército: Todos vosotros habéis recibido medallas.

 

La fuente madre informa lo que ve en lo espiritual:

Por primera vez veo que todos los caballos son blancos, todos. No hay caballos negros ni marrones. Todos son blancos. El séquito se pone inquieto, Miguel está justo al frente. Sostiene su espada ante sí. Y detrás de él está Cristo, como vencedor, a su lado está Su dual. Detrás de ellos se encuentran los portadores de la ley y ligeramente desplazados detrás de ellos están sus duales. Veo que las familias se dividen en una especie de séquitos. Se les puede distinguir. Y pasan directamente a través nuestro. La espada se levanta y hay un relámpago, que significa: Adelante. Y todo el séquito comienza a moverse, en una calma y armonía, en una paz y una fuerza, haciendo visibles el poder y la gloria del Padre. Y por encima de todo está Dios Padre con los brazos extendidos, una figura de luz. Parece como si este ejército estuviera saliendo de Él para comenzar su misión.

Ahora es como si de nuevo estuviéramos en ambos lados. Cuando los soldados, me gustaría decir, los guerreros de la luz, se encuentran a nuestra altura, entonces mantienen elevadas sus lanzas en nuestro honor.

Así este séquito nos atraviesa, por así decirlo, y sigue. Y parte de nosotros va con ese séquito. Es la Marcha Triunfal de la Victoria de la Nueva Era, de Cristo.

Es impresionante, todo es llevado con alegría, pero también veo que es muy solemne y sublime.

Me dicen que os diga: Aprended a creer y a confiar en vuestro corazón y aprenderéis a ver.

Hay algo que no entiendo y pregunto: «Pero eso sucede muy rápido ahora.» Es algo rápido y a la vez lento.

Y se me indica que este acontecimiento no se encuentra en el tiempo ni en el espacio. En esa sublimidad siento ahora un poco de tristeza. La familia de la sabiduría ya ha pasado de largo y pude sentir dolor. Y escucho las palabras: «No pudimos evitarlo. Lo intentamos todo, no pudimos detenerlo. Tuvimos que dejar que sucediera, no pudimos evitarlo.» Parece que hubo un tiempo intensivo con los amigos hermanos, en el que se intentó todo, todo lo posible, para ayudar a cada individuo, pero no consiguieron alcanzar a sus hermanos.

Aquellos que lo consigan, que lo guarden en sus corazones, seguramente eso todavía seguirá estando con nosotros. A la familia de la sabiduría le ha pasado de largo una oportunidad.

FORMACIÓN DE LA COMUNIDAD

 

«A través de esta fuente un pequeño grupo pudo experimentar durante los últimos años Mi conducción directa de forma discreta e inadvertida. ¡En medio de ellos, pude Yo, el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, hablar como el „Yo Soy el que Soy“ de eternidad a eternidad!»