Obras ocultas

Respuesta – 20.11.2020

Aquellos que se encuentran en Mi seguimiento, esos esconden su rostro, son en gran parte invisibles, pero al mismo tiempo muy transparentes, pues ¡Hacen siempre referencia y me destacan únicamente a Mí, el Hijo de Dios, a Mi camino, a Mi enseñanza, a Mi rostro! Las células del cuerpo de Cristo no tienen rostro, ¡Su rostro soy Yo, Cristo! Ya son muchos los que actúan en secreto, y desde esas obras ocultas de la virtud, la fidelidad, la verdad y la justicia; comenzará con ello a formarse el Cuerpo de Cristo.

Y cuando tu leas este mensaje Mío, cree que Yo, Cristo, te veo, y me alegro por ti, de que participes en Mi enseñanza cósmica. Vuestras buenas obras comienzan en vuestro interior, por más insignificantes que parezcan. ¡A partir de ellas se creará la Nueva Tierra y el Nuevo Cielo! Todavía son pocos los que permanecen firmes en la tormenta y las inundaciones de este tiempo, resisten los ataques de las fuerzas contrarias y defienden la verdad. Pero serán cada vez más, formando un gran y poderoso Movimiento del Espíritu, al igual como un tsunami, que cambiará vuestro mundo y todo lo mundano. No deseéis conocer personalmente a las dos fuentes, Yo, vuestro Dios y Padre, he cubierto su rostro, tal como ellas lo deseaban. Y así su tarea se cumple en secreto, bajo la protección del águila, que las lleva por el tiempo y el espacio, bajando de vez en cuando ahí, para llevar Mis mensajes, Mis palabras a la humanidad. ¡No desean el reconocimiento ni la admiración de la humanidad, pues se encuentran en Mi servicio y en la misión del Padre! Lo captéis o no, ¡Así es, de eternidad a eternidad! ¡Amén!

RESPUESTAS

 

Mis palabras que se hablan en este mundo, muestran su efecto en todos aquellos que leen estos mensajes, en aquellos que los sienten. También en aquellos que no quieren aceptar que esta es Mi palabra, y que debe ser dada. Esto no tiene la intención de satisfacer vuestra exigencia humana de pensar y sentir, sino que se trata más bien de conduciros a vuestro interior y transmitiros Mi ayuda y benevolencia.