Dolor materno

Academia de Dios – Diálogo – 17.11.2020

Fuente madre: «Me resulta infinitamente difícil para mí.»

Cristo: «¿Qué?»

– «Transmitir estos mensajes.»

– «¿Por qué?»

– «Siento la energía que me golpea.»

– «¿Qué energía sientes?»

– «Gran indignación e ira, se arman de nuevo contra nosotras.»

– «¿Te pesa?»

– «Sí, es difícil de soportar.»

– «Lo sé.»

– «Pensé que lo peor ya había pasado.»

– «Se trata de la verdad.»

– «Sé que está bien, pero es tan pesado, y duele mucho.»

– «El engaño está siendo desvelado.»

– «¿No podría hacer eso otra persona?»

– «¿Ves a alguien?»

– «No puedo exigirlo de nadie.»

– «¿Y tu hija?»

– «Mi corazón de madre está llorando y lleno de dolor.»

– «Y está llena de disposición de sacrificio.»

– «Ella te es leal.»

– «¿No es eso lo que deseaba tu corazón de madre?»

– «Mis hijos deberían encontrarte a Ti, ese fue mi mayor deseo.»

– «Mira lo fuerte y estable que se ha vuelto ella estando a tu lado.»

– «Sí, ella puede soportar la tormenta conmigo.»

– «Ella hizo muchos sacrificios.»

– «A veces quiero protegerla de eso.»

– «Es comprensible, pues le diste la vara testigo.»

– «Ella aprende a llevarla.»

– «No la mires como una madre, mírala como a una hermana.»

– «Sí, ella siguió su camino con valentía.»

– «No os veáis con los ojos del mundo.»

– «Ella ha permanecido a mi lado.»

– «Y ella también vino a Mi lado y se convirtió en instrumento del Padre.»

– «Sí, lo es, con mucho dolor y pena.»

– «Eso pertenece a Mi camino, a la verdad y a la vida eterna.»

– «Tú tienes razón, el dolor forma parte de eso.»

– «Niña, hija, mujer y madre, así es el desarrollo.»

– «¿Al final toda madre es una madre de dolores?»

– «Ella soporta el dolor de los niños humanos.»

– «Entonces dolerá durante mucho tiempo.»

– «Será así mientras viváis en el tiempo y el espacio.»

– «Y siempre y cuando permitamos el engaño y vayamos por caminos equivocados.»

– «Por eso los portadores de la verdad son llamados para levantarse y ponerse en pie, incluso si la tormenta quiere oponerse a ellos.»

– «¿Te quedas Tú con nosotras?»

– «¡Yo estoy a vuestro lado, con y en vosotras, de eternidad a eternidad!»

– «¡Amén!»

 

DIÁLOGO

 

«¡Y si hombres de corazón sincero se dirigen hacia Mi para aprender a comprender, así es Mi deseo el ayudar a todos aquellos que deseen participar en esta escuela de enseñanza mundial, en la Academia de Dios. Cuanto mas sinceras sean las preguntas de corazón, tanto más respuestas van a recibir en este camino. Así esta escuela de enseñanza mundial va a unir a todos aquellos que verdaderamente estan en su corazón!»