Fuerza viril

Academia de Dios – Diálogo – 26.11.2020

Hombre: «¿Tenemos que ser ahora los varones los culpables de todo?»

Cristo: «Cada uno lleva su parte en el dilema.»

– «¡¿Qué hice?!»

– «Eso es lo que Yo te pregunto.»

– «Hice lo que pude.»

– «¿Y qué no pudiste hacer?»

– «No pude complacer a todos.»

– «¿A quién querías complacer?»

– «A ella.»

– «¿Por qué no pudiste?»

– «No la comprendí.»

– «¿Qué es lo que no comprendiste?»

– «Lo que ella quería. Ella nunca estuvo satisfecha, fue desconcertante para mí.»

– «¿A qué te refieres?»

– «Yo tenía valor, claridad y fuerza.»

– «¿Eso no fue suficiente para ella?»

– «Ella quería amparo, seguridad y amor.»

– «¿Y qué le diste?»

– «Seguridad, un nido para ella y para nuestros hijos.»

– «¿Y qué quería ella?»

– «Sentimiento, protección, amparo, y cercanía.»

– «¿Qué significan para ti amparo y cercanía?»

– «Experimento estos sentimientos cuando nos amamos.»

– «¿Y cuándo ella te acoge en sí?»

– «Sí.»

– «Eso te hace feliz.»

– «Cuando eso sucede, es muy especial y gratificante.»

– «¿Y qué es más?»

– «Una satisfacción.»

– «¿Satisfacción para quien?»

– «Para mí. A veces ella es pasiva y deja que suceda.»

– «¿Puedes sentir eso?»

– «Sí.»

– «¿Qué hace eso contigo?»

– «Me deshonra, me degrada.»

– «¿Qué es lo que te deshonra?»

– «Su falta de amor.»

– «¿Qué quieres de ella?»

– «Satisfacción, relajación, mi derecho.»

– «¿Qué derecho?»

– «Ella es mi esposa, me casé con ella.»

– «¿Y con ello tienes el derecho sobre su cuerpo?»

– «De alguna manera creo que sí …»

– «¿Qué quieres de tu esposa?»

– «Reconocimiento, amor y cariño.»

– «Dale tú lo que esperas, sin propósito ni intención.»

– «Eso es difícil.»

– «El amor no es fácil.»

– «Si quiero ser cariñoso, me rechaza.»

– «¿Por qué, qué crees tú?»

– «Porque ella siente mi intención.»

– «El amor no es un negocio, el amor da. Envuélvela con amor.»

– «¿Para qué se supone que sirve eso?»

– «Para ambos, para aprender a amar.»

– «¿Y dónde quedo yo?»

– «Deja que la amada se convierta en tu esposa y compañera.»

– «¿Y qué me trae eso?»

– «Plenitud, te trae satisfacción interna.»

– «¿Sin sexo? Eso no me lo puedo imaginar.»

– «Yo no dije eso.»

– «¡Pero lo escuché así!»

– «El instinto retrocederá.»

– «Yo no sé si quiero eso.»

– «Significa una gran libertad para el hombre.»

– «¡Por esa libertad sí que vale la pena luchar!»

– «Te conduce hacia tu totalidad e integridad.»

– «¿Qué significa?»

– «Esperas menos y eres capaz de dar más.»

– «¿Y mi virilidad?»

– «Ya no la desperdiciarás.»

– «¡Yo no soy ningún santo!»

– «Bien, tú podrías convertirte en uno.»

 

 

DIÁLOGO

 

«¡Y si hombres de corazón sincero se dirigen hacia Mi para aprender a comprender, así es Mi deseo el ayudar a todos aquellos que deseen participar en esta escuela de enseñanza mundial, en la Academia de Dios. Cuanto mas sinceras sean las preguntas de corazón, tanto más respuestas van a recibir en este camino. Así esta escuela de enseñanza mundial va a unir a todos aquellos que verdaderamente estan en su corazón!»