REINO DE LAS ALMAS

Visión – 24.11.2020

Me mostraron una persona envuelta en nubes negras que andaba por sus caminos. «Mundo de las sombras», pensé. Vi el dolor, vi la desesperación y la necesidad de la persona, que eran grandes y le parecían insuperables. La oscuridad ya no podía absorber luz. Entonces vi a almas oscuras que se aferraban a la persona que sufría. Fortalecían el entorno que se volvía todavía más oscuro, aislando a la persona del resto de la vida. Empezó un tratamiento y le dieron medicamentos contra la oscuridad. Pero con ello la oscuridad no se aclaró, sino más bien la persona perdió la protección, exponiéndose todavía más a las inspiraciones e influencias de los espíritus sombríos. Le persuadían para que se quitara la vida, una y otra vez le mostraban ante sus ojos la gran montaña que tenía ante sí y que tenía que superar.

El ser humano ya no pudo hacer frente a esa presión y comenzó a imaginarse cómo podría quitarse la vida. Los pensamientos empezaron a perseguirlo, sí, estaba realmente poseído, permitió eso, perdió la voluntad, y con gran desesperación y sufrimiento se quitó la vida.

Un poco más tarde volví a ver a ese ser humano como alma, estaba acompañado de un hermano del nivel de las almas, que había pasado por la misma situación después de su suicidio. La montaña que ahora se elevaba frente al alma era la misma montaña que ya había visto como ser humano antes de su muerte. Con incredulidad miró el alma a su acompañante, quien le señaló a sus piernas. El alma se asombró al descubrir que ya no tenía piernas para escalar la montaña.

VISIONES EN EL NUEVO TIEMPO

 

«Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos tendrán sueños, vuestros jóvenes verán visiones. Y aun sobre los siervos y las siervas derramaré Yo mi Espíritu en esos días.»