NIVELES DE CONSCIENCIA

Visión – 02.11.2020

De nuevo vi una escalera. Tenía 49 peldaños y niveles, estos conducían del primero al segundo y del segundo al tercer nivel, desde el mundo de las sombras hacia la luz. Los niveles estaban divididos en cuerpo, alma y espíritu y hacia arriba se volvían cada vez más luminosos.

Cada nivel tenía su propia concepción, una consciencia diferente, su verdad especial, incluso su propio mundo, su propio universo. Yo veía diferentes galaxias, algo gigantesco, enorme, sobredimensionado, y sin embargo, abarcable y al alcance de la vista. En estas enormes dimensiones cósmicas, la Tierra se perdía como un planeta pequeño, era incluso el más pequeño. Cada universo brillaba con una combinación de diferentes colores. Ahí se reflejaba la luz con diversa luminosidad y brillo. Un fascinante juego de color, luz, forma y sonido.

«Es la consciencia», escucho en mi interior, «son los diferentes niveles de consciencia en los que se desarrollan las almas. La Tierra es un planeta de aprendizaje en la materia, pero al mismo tiempo una escuela elevada del alma y la universidad del Espíritu en la tercera dimensión. En esta escuela no cuenta el conocimiento, solo lo que se pone en práctica y se vive. Eso muestra el grado de madurez del individuo, correspondiendo a las lecciones en las que el alma puede seguir desarrollándose. En ello no hay preferencia ni desventaja, es tal como es.»

Después veo cómo tiene lugar el desarrollo del alma, el camino de viaje del alma hacia el interior. Como una espiral que gira hacia adentro. Cuanto más hacia adentro se puedan mover el alma y el Espíritu, tanto mayor será el radio, la libertad y el espacio. En ello se disuelven las limitaciones, el alma es conducida por el Espíritu hacia la inmensidad del Cielo.

Con estos reconocimientos se cierra la dimensión, en la que todo se muestra bajo una luz diferente, en la que no existe la injusticia, en la que todo sirve únicamente para el desarrollo, el desenvolvimiento y la realización de las almas. Cada esfuerzo, cada cambio radical, cada ofrecimiento de mano, cada perdón sirve a uno mismo, a la propia elevación, y de eso se trata en este el viaje del héroe.

VISIONES EN EL NUEVO TIEMPO

 

«Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos tendrán sueños, vuestros jóvenes verán visiones. Y aun sobre los siervos y las siervas derramaré Yo mi Espíritu en esos días.»