DOLOROSO PROCESO DE APRENDIZAJE

05. DICIEMBRE 2020

Palabras de Cristo en el Tiempo del Espíritu

¿Qué pasa con los que no lo consiguen? ¿Qué les sucede a aquellos que no llegan al arca espiritual? Sabed, no son las almas perdidas, más bien y de hecho son las almas pobres. Estas almas pobres rodean vuestra vida, permanecen en su ilusión, en el tiempo y el espacio, hasta que quieren salir, hasta que desean un cambio y hacen todo lo posible para conseguirlo. El alma está inquieta e intranquila, siempre aspira y busca la verdad, el reconocimiento, la seguridad, el amparo, el amor y la felicidad. Esta búsqueda dura un cierto tiempo hasta que encuentra el Camino de Regreso al Padre, tal como lo hizo el hijo pródigo. ¡No existe la separación eterna, ni el infierno eterno! Es más bien un doloroso proceso de aprendizaje en el que se consigue la madurez del alma. La duración de este proceso la determina cada uno por sí mismo. El infierno existe como un estado, pero no como un lugar; se os presentó como un garrote de miedo para ataros y controlaros. ¡Liberaos de ideas antiguas! ¡No entréis en el miedo, entrad en la confianza, en la fe, en la creencia, y en Mi Seguimiento!

¡Luchad contra el Goliat en vosotros, a quien le habéis dado demasiado espacio, y que ahora toma la posición dominante, queriendo marcar la pauta, tomar el control y reteneros en el pecado! Ahora ya no se trata de la lucha externa, sino que se trata de la lucha interna para superar las situaciones cotidianas en las que todavía pensáis que todo está bien. No os comparéis con los criterios de este mundo, comparaos con Mi enseñanza, aplicad esta medida en vosotros mismos, y comprenderéis lo que quieren decir Mis palabras: Llenos de cariño y desvelo, llenos de fuerza y ánimo para Mi camino, que no es, ni será fácil!

 

 

HOJA DE CALENDARIO

 

«Sabio, sabio el que sabe escuchar Mi voz, la reconoce como tal y la puede aceptar. Bienaventurado, el que reflexiona y es capaz de observar sus obras en Mi luz. Bienaventurado, el que se esfuerza por alcanzar la perfección, todos los días, en cada hora, si, en cada momento.»