SED

26. NOVIEMBRE 2020

Palabras de Cristo en el Tiempo del Espíritu

«Tengo sed», dije Yo en la cruz, durante y en Mi prueba más difícil. Los Míos también tendrán sed de justicia en sus luchas, en sus pruebas y situaciones difíciles de la vida, pues ved: No es el Mío, no es Nuestro Reino, en el que lucháis. No es vuestra lucha por la que estáis en Mi Seguimiento, es la lucha por vuestra victoria sobre la injusticia, la falta de misericordia, el odio y la falta de amor. Si entráis en esa lucha, entonces se intentará todo lo posible para robaros la dignidad y el honor, para apartaros del buen camino, y se hará todo lo posible para poneros al lado del poder y de la influencia. El éxito y el prestigio os seducirán.

¡El que se encuentre en Mi Seguimiento, ese tendrá que resistir una y otra vez las tentaciones, tal como Yo lo hice en el desierto, y tendrá sed de justicia, tal como Yo la tuve en la cruz, pues se burlarán de él, será denunciado y condenado debido a Mí, en el tiempo actual igual como en aquel entonces! Por eso levantad la mirada y aspirad hacia el Cielo; orientaos hacia Mí y seguid Mi camino; y tened la certeza: ¡Deberíais tener sed de justicia, pues eso pertenece a Mi Seguimiento y a Mi Camino!

Refrescaos con el agua de la fuente, ella os quiere ayudar a dar los últimos y más difíciles pasos, pues su claridad saca la verdad a la luz y os muestra el camino correcto. Os conduce fuera del mundo y pone todo patas arriba, pues a todo se le dio la vuelta. Quien quiera encontrar la verdad, ese tendrá que cambiar y dar varias veces la vuelta a sus puntos de vista, ideas y opiniones, hasta que la verdad se manifieste.

HOJA DE CALENDARIO

 

«Sabio, sabio el que sabe escuchar Mi voz, la reconoce como tal y la puede aceptar. Bienaventurado, el que reflexiona y es capaz de observar sus obras en Mi luz. Bienaventurado, el que se esfuerza por alcanzar la perfección, todos los días, en cada hora, si, en cada momento.»