PADRES Y MADRES BONDADOSOS

05. NOVIEMBRE 2020

Palabras de Cristo en el Tiempo del Espíritu

Vosotros los seres humanos de este tiempo estáis informados, instruidos y tenéis formación escolar, y así creéis ser inteligentes y tener la perspectiva, pero Yo, Cristo, os digo: Vosotros estáis ciegos y no podéis ver lo que sucede ante a vuestros ojos, miráis con incredulidad los acontecimientos mundiales actuales en los que se miente, engaña, discrimina y mata ante los ojos de la gente. La democracia representa la voluntad del pueblo, la democracia no tiene emperadores ni dictadores. La democracia tiene portadores de responsabilidad, que se ven a sí mismos como servidores del pueblo. La estima, el aprecio y el respeto mutuo, deberían ser la actitud básica de los políticos. Sin embargo, en los acontecimientos actuales se les declara como enemigos. Esto se hace con todos los medios posibles, como el desprecio, la calumnia, la difamación, hasta el asesinato moral. La mayor tragedia en ello es, que los hermanos se convierten en enemigos. Los que encienden fuego no se sorprenderán cuando los conflictos estallen, pero vosotros os extrañáis y sorprendéis por la ira, la agresión que se están descargando en vuestras calles.

Yo, Cristo, tomo la palabra. ¡Yo recomiendo prudencia, moderación, bondad, gentileza y humildad hacia todas las personas del gobierno y líderes portadores de responsabilidad! Ellos deberían ponerse de rodillas y pedir a Dios conducción e indicaciones. El que llega a sus límites y no sabe cómo seguir, a ese se le enseña la humildad, esta lección significa: Valentía para servir. Tanto en lo pequeño como en lo grande. Sabed, a partir de eso se desarrollan la grandeza y la fortaleza internas. Los líderes y políticos deberían volverse como madres y padres bondadosos, deberían conocer y ser capaces de moverse en todos los aspectos de la vida. Una gran exigencia y una meta elevada. Un camino estrecho y un sendero angosto, que conduce hacia el estar a favor del prójimo, y el estar los unos por los otros en la Nueva Era, en la que los seres humanos volverán a ser hermanos y hermanas.

Sabed, en el Hogar Celestial del que todos los hombres y almas provienen, los dirigentes y portadores de responsabilidad son los más grandes servidores de todos. Todo ser espiritual ve esa nobleza, que es visible y proviene solo del actuar.

HOJA DE CALENDARIO

 

«Sabio, sabio el que sabe escuchar Mi voz, la reconoce como tal y la puede aceptar. Bienaventurado, el que reflexiona y es capaz de observar sus obras en Mi luz. Bienaventurado, el que se esfuerza por alcanzar la perfección, todos los días, en cada hora, si, en cada momento.»