BAJO EL SIGNO DEL LIRIO

Mensaje Mundial – 01.12.2020

Hermano espiritual Gabriel:

Ahora se cierra nuevamente el lapso de tiempo en el que recibisteis la oleada y la abundancia del Espíritu. Es la exhalación de Dios en la que la humanidad fue llevada hacia el ritmo en el que vive el mundo espiritual. Pues ved, todo está integrado en el crear y en el mantener. En el tiempo de tranquilidad que vendrá, yo os seguiré transmitiendo la historia de María, que se integrará en la sección «Al comienzo» y se os dará en los próximos días. Y así las dos fuentes continuarán recibiendo entrenamientos e instrucciones personales con el fin de ampliar todavía más su consciencia, aumentar su tesoro interno y sus capacidades espirituales. En su camino, ellas también serán probadas una y otra vez en su fe y confianza, y se les seguirá pidiendo que den testimonio de su camino con Cristo, de su tarea en el servicio y en la Voluntad del Padre. En lo que el ser humano es capaz, ahí residen su tesoro interno y capacidades, en ello residen sus posibilidades para crear desde la plenitud de Dios.

Acoged más y más en vuestro interior la abundancia que fue derramada sobre vosotros. Agua de vida de la calidad más alta: Contiene todo lo que necesitáis, da respuestas a las preguntas actuales que os ocupan, muestra relaciones, trasfondos y el significado de todas las cosas. Y si bebéis de esta agua, acogiendo estas palabras en vosotros, reflexionando seriamente sobre ellas, tratando de comprenderlas, entonces nunca más volveréis a tener sed. Vuestra alma sanará y descansará en Dios, el Padre. Y si ofrecí el lirio a María, también yo puedo entregaros esa flor de la pureza en este mensaje, como símbolo del Tercer Tiempo, que está bajo el signo del lirio, en la Era Trinitaria-Mariana en la que habéis entrado. ¡Dejad que el lirio os recuerde la pureza de la que vosotros provenís y a la que volveréis!

 

Cristo, el Hijo de Dios:

Mis amados hermanos y hermanas, con este mensaje nos retraemos por un tiempo para daros la oportunidad de asimilar las tareas y sugerencias que habéis recibido, aplicarlas en vuestra vida y dar un paso hacia la nueva consciencia del Tiempo del Espíritu – GEISTZEIT. Y cuando veáis el lirio que habéis recibido ante vuestros ojos, este gesto se hará realidad a través de vuestra fe. La Madre María, vuestra hermana espiritual, deseo este gesto de vinculación. Su ser espiritual está constantemente activo en vuestro tiempo y espacio; ella es la mediadora e intercesora ante el Trono del Padre y, a menudo, tiene que reconocer con dolor de corazón, lo difícil que es para los seres humanos, el ser misericordiosos. ¡La bondad y la misericordia son las partes que pertenecen al amor, sí, el amor siempre contiene esas dos partes! Amor es una palabra grande, se dice rápidamente, pero todavía es poco entendida; está depositada en cada ser humano como esperanza, en cada alma como anhelo y presentimiento.

Las próximas semanas serán tiempo de tranquilidad, de silencio y de quietud, para ayudar a la humanidad. La interiorización estará al orden del día. Reflexión y el silencio os deberían ayudar a salir del ruido y a entrar en resonancia con vuestra alma y con vuestro ser espiritual. Y si lo deseáis, entonces podéis practicar el diálogo Conmigo, Cristo. Tal como habéis leído en los numerosos „diálogos“, de la misma forma podéis poneros en contacto Conmigo. Tomaos tiempo para vosotros, para vuestro desarrollo, para avanzar hacia delante. Y cuando hayáis salido de Sodoma y Gomorra, hacedlo con pasos valientes, sin añorar la vida anterior, mirando hacia el Cielo, y dejando atrás lo antiguo. Yo os conduzco hacia prados verdes y agua fresca, Yo os conduzco hacia la libertad y al mismo tiempo hacia la unidad. Eso os he prometido y Yo, Cristo, cumpliré Mi palabra. Sabed, a Mi lado está una Madre, que se aporta para todos, que solo ve lo bueno en todos vosotros, ya que eso es lo que hace una madre, y a una madre también se la permite hacer eso. En la pureza de la Madre y la fortaleza del Padre, se completarán vuestros roles.

Así, veos entrando en el Nuevo Tiempo bajo el signo del Lirio, en el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra. Eso comienza en ti, cuando tú decides entrar. «¿A dónde tengo que ir? ¿Dónde sucederá todo esto?», preguntas en tu corazón, y Yo te digo, realmente, en verdad Yo te digo: No es ningún lugar, eso sucede en tu alma. No vayas al exterior, ahora es el tiempo para dirigirse hacia el interior, tiempo para ti mismo, tiempo para los verdaderos valores, tiempo para estar agradecido, tiempo para Dios.

EL TERCER TIEMPO

 

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»