Deseo de verdad

Mensaje Mundial – 28.11.2020

Las estrellas y sus constelaciones acuden cada vez más en ayuda de quienes tienen la tarea de servir al Padre y al Hijo. Las estrellas con su trayectoria siempre han sido y son una ayuda para el desarrollo cósmico de las almas humanas. El Plan de Dios y su transcurso están registrados en ellas. Desde sus constelaciones ayudan intensamente en el proceso de renovación, el punto de inflexión en el que está entrando la humanidad.

La difícil tarea en la que se encuentra el ser humano también le dará el apoyo necesario que hará posible dar el siguiente paso de evolución. Para algunos serán pasos hacia la transformación, hacia una consciencia superior, en la que no solo se llama a los individuos, sino a la humanidad. En las dificultades, en lo insuperable, en las penurias de vuestro tiempo, ahí ya se encuentra el nuevo comienzo, el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra.

¡Oh vosotros, seres humanos, recordad las profecías que se os han dado con los profetas del Primer Tiempo, con los apóstoles del Segundo Tiempo y con los portadores de palabra del Tercer Tiempo! En cada uno de vosotros se encuentra todo el Cielo, el Reino de Dios y Su Gloria. Pero eso hay que creerlo, vivirlo y conseguirlo. La fe y la creencia incluyen la confianza en Mi palabra, y si no queréis creerme a Mí, y preferís quedaros en el pasado, entonces tomad Mis palabras del Segundo Tiempo de la biblia, llevadlas a vuestro corazón con el deseo de la verdad y aprenderéis a comprenderme a Mí.

Cada vez más seres humanos desearán poder recibir Mi palabra en sí mismos, y muchos de ellos se desarrollarán para llegar a ser portadores de palabra en el Tercer Tiempo. Entended y comprended, si los portadores de Mi palabra y de la del Padre no se muestran dignos, la palabra les será retirada; no como castigo, sino como protección de sí mismos. Los portadores de Mi palabra son a menudo demasiado ingenuos, demasiado imprudentes, pues no saben a qué fuerzas se enfrentan. Por eso sentirán cada vez más los ataques de Mis adversarios. El que todavía es demasiado débil, o con su voluntad propia quiere ser alguien importante, ese está en peligro de ser tomado sin que se dé cuenta por las fuerzas contrarias.

Solo vuestras propias limitaciones, que en su mayoría son miedos, no os permiten sentir todavía al Nuevo Espíritu, que ya está fluyendo hacia vosotros. Y actualmente con la nueva constelación de estrellas también se permite que fluya hacia vosotros más fuerza cósmica. Vuestras ciencias tienen explicaciones para todo, pero vuestros conocimientos os quitan la creencia infantil en los milagros que vivís y experimentáis cada día, también en el maravilloso mundo hacia el que la humanidad avanza en su desarrollo.

Aunque vuestros investigadores investiguen, y vuestros sabios os presenten conocimientos dándose importancia a sí mismos: ¡Vuestro mundo y vuestros mundos son muy limitados! Pero sabed, aquellos que son de buena voluntad van a ser vistos, aquellos que en su interior comienzan a creer en sí mismos como un niño que aún no sabe nada, pero mira al Cielo lleno de esperanza, que no puede entender mucho, sin embargo confía en su corazón y sabe que un Padre extremadamente bondadoso y amoroso está esperando hasta que el niño, Su hijo, vuelva de nuevo al Hogar.

 

 

EL TERCER TIEMPO

 

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»