Bonita aula de la escuela

Mensaje Mundial – 20.11.2020

El cambio climático, la catástrofe climática inminente, la protección del clima son los grandes problemas de esta época y de vuestro mundo. Hay muchos, muchísimos comités, discusiones y reuniones en todo el mundo intercambiando ideas y buscando soluciones. Todos sienten que tienen razón y hay pódiums de discusión donde, como en un escenario, se reunen los que representan sus opiniones. Hay una juventud que exige, presiona, se une y se enfrenta contra los gobiernos. También están los que van en contra del poder del dinero, de la economía y de los gobiernos, y con ello están destruyendo lo que sus padres y madres habían construido. ¿Por qué no os preguntáis por qué todo ha llegado a este punto? ¿Qué humildes son realmente los que ahora exigen que se actúe? Las causas externas son solo la punta del iceberg y el reloj ya no se puede retroceder. La humanidad ha hecho de la bonita aula de escuela, el planeta Tierra, un campo de destrucción, codicia y explotación. Estas son las verdaderas causas de la catástrofe climática en la que se encuentran el mundo y la Tierra.

El clima se renovará y mejorará con el cambio de la humanidad hacia seres humanos mejores, buenos, incluso más nobles, solo ahí se encuentra la esperanza. Los días del mundo exterior están contados y se extinguirá, sí, se hundirá. No habrá salvación externa para este lugar, el más bajo y oscuro del infinito. Si os aferráis a él y solo os esforzáis en cambiar externamente lo que ya no se puede cambiar, entonces perdéis tiempo importante, que se os han dado para vuestro desarrollo interno. Y así se detienen los relojes del tiempo para ayudar a la humanidad a mirar más profundamente, a tomar conciencia de su finitud, viendo las imágenes que se difunden por vuestros medios en todo el mundo, los ataúdes que se amontonan, problemas que no se pueden superar, pues las camas de las unidades de cuidados intensivos se llenan y la asistencia ya no se puede garantizar.

El ser humano busca siempre y en todas partes a los culpables y no ve su propia culpa. Y no ve que aquellos que defienden un mundo mejor y más justo, e incluso luchan por él, la mayoría se encuentran en la compensación de sus culpas, las que han causado en vidas anteriores. ¡Vuestro heroísmo se desvanecerá rápidamente! ¡En verdad vosotros seres humanos habéis entendido todavía tan poco! ¡Os encontráis en caminos equivocados, luchando contra vuestros padres y madres, contra vuestros hermanos y hermanas, que tienen que cargar con las consecuencias de aquello que les causáis a ellos y a vosotros mismos con vuestra imprudencia e irreflexión! ¡La vida en el tiempo y el espacio es limitada! Y es la gracia de Dios que después de vuestra vida terrenal, una y otra vez tengáis la oportunidad de regresar a la Tierra para enmendar y hacer de nuevo bien, lo que habéis causado con vuestro delirio de grandeza, vuestra arrogancia, irreflexión y vuestras pasiones. Reflexionad, reflexionad, ¿cómo deberían entenderse Mis palabras: Lo que el hombre siembre, eso cosechará? Pensad sobre ello, compartid Mis enseñanzas e indicaciones de camino con aquellos, que al igual que vosotros buscan el camino de la verdad.

EL TERCER TIEMPO

 

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»