El terrorista

Academia de Dios – Diálogo – 03.11.2020

Terrorista: «¡Ahora se lo he mostrado de nuevo!»

Cristo: «¿Qué les mostraste?»

– «Su hipocresía, su mentira y su santidad aparente.»

– «¿Crees que eso cambiará algo?»

– «¡Ellos deberían despertar de su triunfalismo y blasfemia!»

– «¿Qué deseas tú?»

– «¡Justicia! ¡Yo quiero justicia!»

– «Quien lucha con bombas, morirá a causa de las bombas.»

– «¡No importa, es mejor que ver cómo se estropea todo!»

– «¿Y qué haces tú?»

– «¡Lanzo bombas y destruyo su mundo ideal!»

– «¿Y eso ayuda?»

– «Golpea su poder, hiere su orgullo y honor.»

– «¿Te sientes impotente e inferior?»

– «Los débiles ya han perdido, son los esclavos de este tiempo.»

– «¿No ves otro camino?»

– «¡Ninguno que traiga nada! ¡Basta ya, estoy harto, ya he oído suficiente! ¡Se habla mucho, se promete mucho, pero nada cambia!»

– «¿Quieres actuar, hacer algo?»

– «¡Doy mi vida por ello, sacrifico mi futuro!»

– «¿Por qué haces esto?»

– «¡Mi vida debería tener un sentido!»

– «¿Qué sentido le das con eso?»

– «¡He intentado cambiar algo y he utilizado todo lo que tengo para hacerlo!»

– «Con ello murieron personas inocentes.»

– «Ya hay demasiadas víctimas, aunque no todas mueren.»

– «Estás amargado.»

– «¡Sí, por supuesto! ¡Es que no lo ves! ¡Todo empeora y se desmorona!»

– «Es cierto, así es.»

– «Y Tú, solo haces que mirar, igual como Tu Dios solo te miró a Ti.»

– «Él dejó que sucediera.»

– «Tampoco es mejor, pues Tú moriste en la cruz.»

– «Sí, así sucedió.»

– «Dios, Tu Dios te abandonó. Eso me resulta difícil de entender. Es algo flojo, muy débil …»

– «Si, eso es lo que tú opinas.»

– «Sí, a eso me refiero. Eres el mejor ejemplo de esto.»

– «Mi vida no me fue quitada, Yo la di.»

– «Yo también hago eso, yo estoy dispuesto para ello.»

– «Tú tienes heroísmo que se necesita en el camino en este mundo.»

– «¡Eso es lo que estoy diciendo! Es magnífico que puedas ver eso …»

– «El cambio debe comenzar en uno mismo.»

– «Eso no funciona, ¿a dónde se supone que lleva?»

– «Más lejos de lo que tú crees.»

– «¿Debemos convertirnos todos en piadosos hermanos de oración?»

– «Valdría la pena intentarlo. Un intento sería valioso, y no sería el peor intento …»

DIÁLOGO

 

«¡Y si hombres de corazón sincero se dirigen hacia Mi para aprender a comprender, así es Mi deseo el ayudar a todos aquellos que deseen participar en esta escuela de enseñanza mundial, en la Academia de Dios. Cuanto mas sinceras sean las preguntas de corazón, tanto más respuestas van a recibir en este camino. Así esta escuela de enseñanza mundial va a unir a todos aquellos que verdaderamente estan en su corazón!»