El centro de enseñanza

Visión – 06. 09. 2020

Estoy en una casa grande que tiene muchos estudios de enseñanza y grandes aulas. Además hay muchas salas pequeñas en las que se imparten lecciones individuales, diálogos intensivos en los que solo se hacen preguntas y se dan respuestas, en las que también se utilizan imágenes para mostrar hacia dónde conducen determinadas conductas. Hay una atmósfera muy clara y a la vez amorosa en el que todo se puede decir, en el que no hay valoración, calificación, evaluación, castigos, solo hay ayudas. En esas salas siento una gran tranquilidad, calma, silencio, seguridad y recogimiento profundo.

Subo por una escalera de luz en espiral que conduce al piso de arriba y a habitaciones con grandes mesas. Son las mesas de planificación. Aquí tienen lugar las sesiones de planificación. En ellas se discute todo lo que está sucediendo en la tierra, qué posibilidades se pasaron por alto y cuáles deberán crearse de nuevo. Hay diversos temas en las sesiones de planificación.Este complejo de edificios es inmenso y las reuniones allí se refieren exclusivamente a los mundos de la caída y las galaxias asociadas. Veo un número infinito de seres de luz, ángeles, pues son claramente reconocibles como tales. Todos están activos, ninguno está en estrés ni ajetreo, una tranquilidad sumamente agradable llena todo este centro. Hay otras salas más pequeñas con mesas en las que los seres del Cielo y las almas humanas planean juntos, esta planificación es muy intensiva, muy flexible, tiene que adaptarse y subordinarse a las personas y a sus decisiones. Aquí se reúnen los responsables del Espíritu del núcleo central de Dios, pero también los de los seres humanos.

Yo reconozco a algunos que actualmente están al frente de los gobiernos de los países. Sin embargo, son solo como una sombra de su ser humano, pero fácilmente reconocibles. Todo responsable de gobierno tiene su espíritu guardián, portador de luz y portador de la verdad a su lado para la tarea responsable en la que tiene que tomar decisiones para pueblos enteros. Ver esto me transmite una cierta calma.

«¿Qué está pasando aquí?», pienso yo, y enseguida me viene la respuesta. Aquí es el nivel de las almas. Por la noche, cuando el cuerpo está dormido, cada alma humana puede ir al centro de enseñanza cósmica para llevar consigo estas ayudas cósmicas a la vida terrenal. En el nivel de las almas, el alma se ejercita con diálogos para incorporar nuevos conocimientos en la vida humana.

Una escuela elevada, realmente una escuela de alto nivel en la que toda alma puede ingresar. Pero ella tiene que desearlo y decidirse por ello. Por ejemplo, rezando y pidiendo ayuda, ¡pidiendo sinceramente de corazón! En el nivel cósmico de las almas, en el centro de enseñanza no existe el engaño, por eso solo aquellos que buscan pueden participar en él y encontrar.

Ahora es el tiempo en que las almas humanas pueden transportar y traer cada vez mejor las ayudas de la escuela cósmica a sus vidas.

VISIONES EN EL NUEVO TIEMPO

 

«Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos tendrán sueños, vuestros jóvenes verán visiones. Y aun sobre los siervos y las siervas derramaré Yo mi Espíritu en esos días.»