Se necesita mucho más

Mensaje Mundial – 31.08.2020

Yo soy el Cristo que ha vuelto de nuevo, Yo elevo Mi palabra de la verdad y os advierto con gran seriedad y con gran preocupación:

Vosotros seres humanos vais por caminos equivocados, exigís justicia, libertad, igualdad y paz, salís a la calle en acciones de protesta contra el racismo y la violencia, sin reconocer ni comprender, que con ello caéis en las manos de aquellos que están convencidos, que solo con violencia se puede restablecer el orden. Vosotros que exigís justicia e igualdad, ved que las manifestaciones y protestas conducen a los disturbios en los que os encontráis. Y entonces surge la pregunta, ¿Es este el buen camino, el correcto que conduce al cambio? A menudo, si, con mucha frecuencia habéis tomado ese camino que termina en revolución, anarquía, descargas de odio, asaltos, guerra, dolor y necesidad. Luego comienza de nuevo el juego, solo que con personas distintas en el mando. Aquellos que habían sido antes las víctimas ahora se convierten en los agresores, sus ideales son a su vez los sistemas que luchan entre sí una y otra vez, pero que no conducen a un mundo mejor ni más justo.

¡Las madres de todas las naciones rezan por sus hijos e hijas, pidiendo justicia y paz para sus hijos, para su país, sí para el mundo entero! Cada país, cada pueblo, cada raza tienen madres, todas esperan ayuda de Mí, Cristo y de vuestro Dios y Creador. La tarea de las madres es educar y enseñar a sus hijos, poner el fundamento en sus corazones. La base de la estima, el respeto, la tolerancia, la aceptación, la franqueza, la rectitud y la veracidad. También la base en la autoestima, para así apoyar y promover el desarrollo personal de manera saludable. Pero la humanidad ha perdido hace mucho tiempo la medida saludable y ha aprendido: ¡El más fuerte vence y el más inteligente llega a la meta! El engaño y la mentira son los medios correctos, el fin justifica y santifica los medios.

Y si ahora os rebeláis queriendo ridiculizar Mis enseñanzas y Mis palabras con vuestra verdad limitada, eso os muestra claramente que todavía sois seguidores ciegos guiados por líderes ciegos. ¡No conseguís ver tras el engaño en vuestro propio ser, pensáis ser inteligentes, sin embargo, os quedáis atascados en la consciencia limitada de vuestra mente humana! Profundizad en Mis mensajes para el tiempo actual y en el mensaje de Mi enseñanza hace 2000 años, pues es la misma, y es lo mismo que Yo os digo de nuevo: ¡Mi Reino no es de este mundo! Escuchad estas palabras Mías, pues alcanzan a todos los que deben ser alcanzados. Ellas inician la gran Revolución del Espíritu, quien sea capaz de captarlo, que lo capte, quien pueda creerlo, ese entra en su interior y llegará a conocerme a Mí. Habéis tenido 2000 años, ¿Con qué frecuencia teníais mejores cosas que hacer? ¿Con qué frecuencia os habéis decidido en contra de Mi verdad y Mi realidad? Pero ahora se cierra la ventana de tiempo, se va a separar. Y a los que creyeron que podían transgredir sin vergüenza y sin escrúpulos los mandamientos y la ley, explotar y oprimir como les plazca a sus prójimos, Yo les digo: ¡Se acabó, vuestras obras os perseguirán!

Ahora llamo Yo, Cristo, a Mis seguidores: No salgáis a la calle, entrad en vuestro interior, llamadme y experimentaréis Mis respuestas y Mi conducción. Yo soy el Hijo de Dios, Yo os hablo y os enseño, si lo deseáis. Escuchad estas palabras y mensajes Míos.

Captad, si captad, que todo lo que instiga un conflicto entre vosotros, eso no se encuentra en el Espíritu de Dios, ni en Mi Seguimiento ni en la Voluntad del Padre. ¡Veo buenos comienzos, pero se necesita mucho más! Aquellos que adquieran una visión sobre la verdad y las maquinaciones de los que pretenden querer lo mejor, esos se convierten en „los iniciados que ven“. ¡Este es el milagro del Tercer Tiempo, el aprender a ver quién está dentro y detrás de los sistemas de este mundo, y qué energía impulsa el gran teatro mundial! Yo os digo nuevamente, Mi Reino no es de este mundo. Estas palabras también deberán ser consideradas y reflexionadas por vosotros, para que realmente os volváis en „los iniciados que oyen“. Reconoced cómo y dónde todavía rendís homenaje a este mundo externo, esperando reconocimiento y elogio de aquellos que hace tiempo perdieron su honor, dignidad y alma. Sabed, Mi camino sana vuestras almas, os muestra la salida de la miseria, de la necesidad, de la decepción y del abuso: Mi camino y Mi enseñanza son revolucionarios, Mi camino es protesta sin protestar, no exige al prójimo ni a vuestros gobiernos. ¡Pero exige todo de vosotros mismos! En verdad, en verdad, Yo os digo, este camino es el requisito más alto que debe superarse en la Tierra. ¡Y cerrará el círculo en el que los seres humanos se convierten en hermanos y hermanas, los pueblos y las razas se unen en amistad y luchan para regresar a casa, al Reino del Padre, al que todos vosotros pertenecéis! ¡Esta es Mi petición a Mis seguidores, ni más ni menos!

Esta es vuestra tarea para vosotros que leéis estos mensajes, los tomáis en serio y podéis reconocer la verdad. Esta es vuestra tarea, el entrar en este servicio, que es el servicio para Dios en el Tercer Tiempo. Yo, Cristo, elevo Mi palabra a través de fuentes que siguieron su camino en Mi servicio, aceptaron con gratitud la Purificación de Mi Fuerza Redentora, y completaron la prueba y confirmación en el Camino de la Cruz. Yo, Cristo, hablo en muchos corazones, conduzco y enseño a través de la palabra directa. ¡Dirijo a los que quieren ser conducidos a la verdad, al autorreconocimiento de la culpa, a la reparación, a la expiación y a la redención de todo mal! Saldréis de la rueda de la reencarnación, del tener que encarnarse en este mundo, en el mundo de la creación contraria, que no es el Mío. Yo puse y pongo a Mis seguidores en el Orden Divino, en la Justicia y en la Verdad: ¡Algo que no tiene nada que ver con vuestras leyes terrenales, vuestro orden mundano y vuestro reino de mentiras y engaños! Preguntaros: ¿En qué estudio de leyes se formaron vuestros jueces? ¿En qué universidad fueron enseñados? ¿Y cuán libres e independientes son sus juicios realmente? Pues ahí se trata más bien de ganar y perder, menos sobre la ley y la justicia o incluso la verdad. El pecado comienza allí donde a sabiendas se habla, se reacciona y se actúa en contra de los Mandamientos de Dios. Eso queda registrado en vuestro libro de la vida y los efectos se manifestarán a su debido tiempo. Quien siembra mentira, cosechará mentira. Quien habla de forma injusta, cosechará injusticia. Quien siembra odio, cosechará odio. ¡La humanidad vive como si nunca hubiera oído hablar de ello y piensa que es realmente inteligente y progresista!

Sabed, las cosas han cambiado, y si vosotros no tenéis en cuenta lo que se predijo, entonces no conseguiréis encontrar la orientación en todo lo que va a venir a la humanidad, ni en lo que actualmente estáis viviendo. Dios no permite que se burlen de Él, ni de Mi nombre como Jesús, el Cristo, que será rehabilitado por aquellos que son fieles a Mí. Yo, el Cristo que ha vuelto de nuevo, hablo con el Poder del Cielo, de la Verdad y de la Justicia. Si queréis creerme a Mí, eso es la responsabilidad de cada uno. Sabed, el Tiempo de Gracia ha expirado, el Séptimo Sello ha sido abierto y el silencio en el Cielo, que también llegó a la tierra, ahora también expira. ¡Si seguís discutiendo sobre lo que puede o no puede ser, entonces hacéis lo que no podéis soltar!

Y vosotros, Mis seguidores fieles, soltad lo que no podéis cambiar, dejad que la vida siga su curso, llevad Conmigo el mundo de la ilusión de los seres humanos, al que se han entregado como marionetas de la creación contraria, o siguen queriendo participar activamente en ese desastroso juego de los gigantes y del engaño.

Yo aconsejo con gran preocupación a todos aquellos que despiertan: ¡Transformaros, renovaros, cambiad vuestra forma de pensar y dad la vuelta! Mis palabras son el salvavidas que Yo os lanzo en estos mensajes, aclaraciones y visiones Míos. ¿Qué persona se atrevería a hablar así? ¿Qué persona podría hablaros sobre esta Verdad de esta forma? ¿Qué persona querría pronunciar estas palabras Mías? Así que preguntaros esto y sed honestos con vosotros mismos y Conmigo: ¿Quién de vosotros haría esto por Mí? ¡Los que han venido para rehabilitarme y ser fieles a Mí en toda circunstancia! Su luz es colocada en el pedestal por el Padre pues ellos mismos no se valoran lo suficiente. Pero aquellos que deseen sobresalir y se pongan por encima, esos serán rebajados. En verdad, en verdad, Yo os lo repito una y otra vez hasta que lo creáis: ¡Nadie viene al Padre sino por Mí!

EL TERCER TIEMPO

 

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»