Destino

Respuesta – 30.08.2020

Yo os quiero dar aclaraciones a vosotros que escucháis Mis mensajes y oís que hay tres niveles, el nivel en el que se mueve la humanidad, el nivel de los mundos de las almas y el nivel del Espíritu. Vosotros os encontráis en una gran confusión y desorientación, en medio de la gran necesidad, impotencia y desamparo de esta época actual. El destino no es el destino. Lo que recae sobre las personas y las familias como tragedia, eso es el plan de su alma, que a su vez es ayuda y equilibrio. Si vosotros los seres humanos aprendierais a comprender, que vuestro camino transcurre desde hace mucho tiempo y con muchas vidas, pues una y otra vez os encarnasteis en el planeta Tierra para luchar e ir hacia arriba en vuestro desarrollo espiritual del alma, entonces vuestro punto de vista sería distinto, vuestras soluciones estarían más bien en el perdón y no más en el dar la culpa, en la que con frecuencia estáis envueltos. El destino solo puede entenderse y comprenderse cuando se conocen estas interrelaciones entre varias vidas anteriores. Vuestro destino son vuestras maquinaciones, que habéis elegido como vuestras lecciones. ¡Vosotros no sois pobres víctimas inocentes, sino que unas veces sois el agresor y otras la víctima, pues os encontráis en el equilibrio de vuestras propias siembras! Así vuestros hijos tampoco son inocentes, pues ellos traen consigo su propio potencial de culpa, que ellos mismos han elegido y que pertenece a su encarnación. ¿A dónde queréis ir con vuestras protestas y acusaciones? Dirigidlas hacia vosotros mismos, así encontraréis a los verdaderos culpables, entonces pedid perdón y perdonad a vuestro prójimo y a vosotros mismos. ¡Este es el camino, que Yo os enseñé como Jesús de Nazaret, y Yo repetiré estas palabras Mías, hasta que las toméis en serio!

En la época del cristianismo ya no se transmitió más este conocimiento, se perdió, si, se mantuvo en secreto y se borró deliberadamente de las escrituras. Esta verdad de la reencarnación – el nacer de nuevo en la carne –, es un tema importante del cristianismo interno, pero en la actualidad sigue siendo combatido, rechazado, y visto como herejía por muchos grupos cristianos. Esto es uno de los motivos por los que existe un gran estancamiento en el cristianismo. Y cuando Yo como Jesús os dije, que todavía tenía mucho que deciros, pero todavía no lo podíais entender: ¡Comprended esto, oh vosotros seres humanos, comprended!

RESPUESTAS

 

Mis palabras que se hablan en este mundo, muestran su efecto en todos aquellos que leen estos mensajes, en aquellos que los sienten. También en aquellos que no quieren aceptar que esta es Mi palabra, y que debe ser dada. Esto no tiene la intención de satisfacer vuestra exigencia humana de pensar y sentir, sino que se trata más bien de conduciros a vuestro interior y transmitiros Mi ayuda y benevolencia.