La novia

Visión – 08. 04. 2020

Una novia camina hacia el altar con su novio. Veo al novio, no es un novio. Es un animal que toma la forma de un novio. La novia se detiene frente al trono con el falso novio.

Escucho una voz poderosa: «Yo te pregunto a ti, la que asumió el papel de la falsa profetisa: ¿Cómo juzgas tú esto?»

La novia se encuentra frente al trono con el falso novio. Insegura y llena de vergüenza, la novia mira a la izquierda y a la derecha. Ella se queda callada. De nuevo mira a la izquierda y la derecha, buscando y preguntando si alguien se apresura a ayudarla.

Hay silencio durante largo tiempo.

Ella trata de evadir el tener que responder. De forma baja, dice, sin saber otra solución, con la mirada ligeramente descendida: «Culpable»

En el momento en que estas palabras salen de su boca, ella desaparece en su vestido. Se retira hasta que casi se disuelve. Poco antes de su disolución, ella entra de nuevo en la novia que se encuentra frente al altar y que era ella antes de su reconocimiento de culpa.

Ella se mueve varias veces entre la disolución y la novia.

Al final de este proceso, ella se retuerce violentamente de un lado a otro hasta que sale y emerge de ella un poderoso animal. Es una bestia enorme con forma de lagarto. Ella está llena de ira abrumadora, gritos agudos salen de ella. El lagarto da giros y aniquila todo lo que le rodea, golpea y destruye lo que le ofreció su hogar y vivienda. En una ira incontrolable, destruye todo lo que había construido.

La persona que había sido la novia, débil y pálida, con una simple blusa de lino blanco, yace encogida en el suelo y llora.

VISIONES EN EL NUEVO TIEMPO

 

«Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos tendrán sueños, vuestros jóvenes verán visiones. Y aun sobre los siervos y las siervas derramaré Yo mi Espíritu en esos días.»