Resplandor de luz plateada para la tierra

Visión – 03. 04. 2020
Para la música, que se escuchó en esta visión → clique aquí (link externo)

Veo tres anillos alrededor del planeta tierra. Seres poderosos, parecen soldados o guardianes, en formación hombro con hombro. Están en una línea, pero al mismo tiempo también en un anillo.

El 1. anillo que rodea la tierra es de color rojo anaranjado. Este rojo anaranjado está lleno de un resplandor de luz plateada que no puedo describir y nunca antes vi algo similar.

El 2. anillo es verde turqués. Este verde turqués está lleno de un resplandor plateado claro, yo no puedo describirlo pues nunca antes lo había visto.

El 3. anillo tiene el color azul rosado. Este azul rosado está lleno de un resplandor de luz plateada que nunca había visto antes.

Este poderoso anillo rodea el planeta tierra como un arco iris, el más intenso, el más sagrado, poderoso y majestuoso. Al mismo tiempo escucho un imponente coro que alaba y honra al Espíritu Universal de la Creación, Dios Padre, el Origen de todo Ser y de toda Vida.

¡Este canto llena todo el universo, es audible en todos los mundos de las almas, en los mundos de la caída y en los planos de purificación. Es como si el universo fuera un gran espacio, un cuerpo de resonancia y de sonido que refuerza el eco del coro, algo epocal e indescriptible en su intensidad!

Ahora veo cómo la luz se vuelve más y más clara, brillante, más intensa y todo está envuelto en este resplandor plateado especial, de forma que los colores individuales ya no se pueden reconocer. Todo es luz, todo es sonido, todo es forma. Partículas de color pequeñitas, como piedras preciosas diminutas, bailan en esta armonía, como pequeños seres radiantes.

Ahora los guerreros de la luz ya no son reconocibles, pero yo sé que están ocultos en la luz. Poder, fuerza y energía llenan todo el universo. Todo es uno, las partículas más pequeñas, los átomos, cada partícula es el todo y el todo es cada partícula. El microcosmos y el macrocosmos se unen y se expanden en esta armonía.

Sé que, en el amanecer y el anochecer, que actualmente son excepcionales, pueden alcanzar un poco a la tierra. La Fuerza y el Poder de Dios fortalecerán a todos aquellos que se han orientado a Dios, a todos los que ya se encuentran en Su camino y a todos los que están a Su servicio. Todos ellos sentirán y experimentarán cada vez más la Gloria de Dios. Y toda alma que se eleve y se oriente hacia Dios, será ensalzada, tal como Jesús dijo al ladrón colgado en la cruz: «¡Hoy estarás Conmigo en el Paraíso!»

Ahora me muestran un lugar en la tierra: está ubicado en el corazón de Alemania, allí comienza a emerger una fuente de agua, al principio fluye poca agua, pero después fluye cada vez más. Ahora el manantial puede elevar el agua hacia una pequeña fuente surtidor. Y mientras yo lo observo con atención para no perderme ningún detalle, el agua atraviesa la corteza terrestre y una segunda fuente comienza a fluir. Veo cómo el agua todavía tiene que luchar, pero luego también fluye y burbujea desde esa fuente.

Y nuevamente escucho una voz que habla de forma sublime, clara, poderosa y al mismo tiempo amorosa: Yo, vuestro Dios y Padre, he preparado dos fuentes para Mí. Las he limpiado, purificado y puesto a prueba en la vida humana. Ellas han demostrado ser dignas y también lo son ante Mis ojos. Ahora producen agua continuamente de la pureza más elevada. Oh vosotros seres humanos, bebed de esta agua que es Mi palabra y nunca más tendréis sed.

Para la música, que se escuchó en esta visión → clique aquí (link externo)

VISIONES EN EL NUEVO TIEMPO

 

«Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos tendrán sueños, vuestros jóvenes verán visiones. Y aun sobre los siervos y las siervas derramaré Yo mi Espíritu en esos días.»