Llamado y siguiendo la invocación

Respuesta – 09. 06. 2020

Con gran amor y claridad eres llamado tú, el ser humano, para seguir tu camino, si, tu camino. Así que deberías aceptar todo lo que tú eres, pues eres algo único y estás equipado con tu programa de vida exclusivamente individualizado. Todos los seres humanos son „los llamados“, todos serán „los invocados“, si creen Mi palabra y aprenden a confiar. En gran abundancia han sido vertidos Mis Mensajes en vuestros corazones y almas, pero algunos de vosotros tenéis poco tiempo para reflexionar, para entrar en su profundidad y así comprender Conmigo el significado y el sentido espiritual. ¿Por qué sucede eso? ¿Por qué creéis haberlo entendido todo? ¿No sabéis que Yo estoy en cada uno de vosotros? ¿Y que Yo quiero decir mucho a cada uno a través de los mensajes? ¿Por qué no Me preguntáis, cuando no entendéis algo? ¿Cómo podéis conocerme y experimentarme, si no habláis Conmigo en vuestro interior? ¿Cuántas veces os dije Yo?, y os lo digo de nuevo: ¡Probadme a Mí! ¿qué hay en contra? Si tú confías muy poco y ya no puedes creer, entonces pregúntame a Mí en ti: «Cristo, ¿por qué es así?» Y luego aprended a escuchar, a sentir. Observad las situaciones, en las que con frecuencia se esconde la respuesta. A menudo ignoráis los valiosos impulsos en los que os podríais reconocer o podríais practicar la actitud de ser verdaderos cristianos. Claro que es más fácil buscar la culpa en el prójimo, pero eso no os ayuda a avanzar. Esto son en la mayoría de los casos, por no decir siempre, los argumentos de los aspectos del ego. No os trae nada, absolutamente nada, el tener vuestra mirada fija en el prójimo para reconocer su comportamiento erróneo y lo que hace mal. Y si tu mismo estás en el foco siendo criticado y atacado por tu prójimo, entonces pregúntate: ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué? ¡hazte la pregunta a ti mismo! Ten en cuenta, que no son tus padres, no son las circunstancias en las que tú creciste. Todo eso fue tu elección, tu plan, el entrar en estas situaciones para aprender algo.

RESPUESTAS

 

Mis palabras que se hablan en este mundo, muestran su efecto en todos aquellos que leen estos mensajes, en aquellos que los sienten. También en aquellos que no quieren aceptar que esta es Mi palabra, y que debe ser dada. Esto no tiene la intención de satisfacer vuestra exigencia humana de pensar y sentir, sino que se trata más bien de conduciros a vuestro interior y transmitiros Mi ayuda y benevolencia.