La fuerza Divina

Mensaje Mundial – 28. Mayo 2020

EL CAMINO DE LA ASCENSIÓN – 4. ESTACIÓN

 

En el cuenco de fuego quedan las cenizas como energía de la experiencia, que fue necesaria para el conocimiento.

¡Es el conocimiento de lo correcto y lo incorrecto, el conocimiento de lo cierto y lo falso, el conocimiento del bien y del mal!

Así vosotros participaréis en esta semana del alma y seréis lavados con vuestras cenizas.

Este lavado ocurre en la noche cuando estáis durmiendo.

Hermanos ángeles lavan vuestras almas en el nivel de las almas.

Después de este lavado, después de la elevación del alma, recibirán vuestras almas un vestido blanco.

Esto solo será posible si creéis en Mí, confiáis en Mi conducción y deseáis esta purificación.

¡Sabe, sí, sabe, tú te fortalecerás y te animarás a comenzar una nueva vida!

¡Deja tras de ti, lo que ya no te pertenece!

¡La fuerza divina de la que tú provienes crecerá en ti, cambiándote a ti, tus pensamientos y tus acciones!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando empieces a enfrentar tus miedos con la valentía!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando enfrentes la traición con el perdón!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando reconozcas la crítica como ayuda y la aceptes con humildad!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando finalices el conflicto con reconciliación!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando soportes la debilidad y la humillación!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando derribes el muro protector que te rodea y te atrevas a confiar!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando reconoces al hermano en tu enemigo!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando te tomes en serio y admitas tus necesidades internas!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando tomes a tu prójimo en serio y te pongas a su lado!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando pases del querer poseer al poder dar!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando salgas del querer ser importante y entres en el Ser Divino!

¡La fuerza divina empezará a crecer en ti, cuando te reconozcas como ser divino y te esfuerces en actuar de forma correspondiente!

Ved, comprended y sabed, todo lo divino en vosotros, solo puede desarrollarse a través del volverse consciente, y con el deseo y la voluntad de cambiar. Esto no puede quitarse a ningún ser humano, pues en ello se encuentra la equidad y la igualdad de derechos del Mundo Divino.

¡Pero ahora tú conoces el camino, el cuenco de fuego ha sido construido para la Redención!

Todo, todo lo que se te haga consciente en este camino, deposítalo en la Redención. Con cada paso que tú das en este camino, se vuelve más fuerte tu luz interna. Con ello se eleva tu vibración y la fuerza divina te eleva y fortalece. Este es el camino de vuelta al Hogar que has comenzado y que ahora paso a paso caminas en dirección hacia el Cielo.

¡Yo, Cristo, te acompañaré y te llevaré ante el Trono del Padre!

Luego Me acompañarás y ayudarás a llevar de nuevo al Hogar a todos aquellos que ya están dispuestos. Yo me alegro por cada refuerzo, pues es un gran trabajo, ¡pero los trabajadores son aún pocos!

EL TERCER TIEMPO

 

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»