Fuego de la Redención

Mensaje Mundial – 27. Mayo 2020

EL CAMINO DE LA ASCENSIÓN – 3. ESTACIÓN

 

¡Deshazte de tu antiguo ser humano!

¡Reconoce tus aspectos humanos, tu ambición y búsqueda de lo equivocado, tu desear, tu codicia y lujuria!

¡Reconoce tu susceptibilidad, vulnerabilidad y las exigencias que haces a los demás!

 

Pon tu falso espíritu de lucha en el cuenco de fuego, en el fuego de la Redención.

Pon tu ira y la dureza de tu corazón en el cuenco de fuego, en el fuego de la Redención.

Pon tu desilusión y engaño en el cuenco de fuego, en el fuego de la Redención.

Pon tu cobardía y el fracaso en el cuenco fuego, en el fuego de la Redención.

 

Pon el dolor de la víctima y la autocompasión en el cuenco de fuego, en el fuego de la Redención.

Pon tu rebeldía y obstinación en el cuenco de fuego, en el fuego de la Redención.

Pon tu debilidad e incapacidad en el cuenco de fuego, en el fuego de la Redención.

Pon la humillación del fracaso en el cuenco de fuego, en el fuego de la Redención.

 

¡Reconócete Mi hermano, Mi hermana, reconócete en el espejo de tus días!

Si tomas en serio esta oferta, entonces serás consciente de diversas situaciones.

Cosas antiguas que olvidaste, cosas actuales que te ocupan, lo antiguo está en lo nuevo. ¡Eso es tu espejo!

Pide perdón a todos aquellos con los que fuiste injusto. ¡Hazlo sinceramente de corazón!

¡Perdona a todos los que fueron injustos contigo! ¡Perdona, hazlo de buena voluntad!

¡Ve y a partir de ahora no peques más!

¡Y así podrás ver como tu alma se sana!

EL TERCER TIEMPO

 

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»