Permanecer limpio

Academia de Dios – Diálogo – Lección 18 – 21. 04. 2020

Hombre: «¿Tengo que permanecer verdaderamente limpio?»

Cristo: «Un vestido blanco debería ganarse y estar limpio.»

– «Es imposible permanecer realmente limpio.»

– «Eso es el camino.»

– «¿Vale la pena eso?»

– «El camino será recompensado.»

– «¿Con qué?»

– «Con Verdad.»

– «Eso suena pesado.»

– «Tú suenas pesado.»

– «No puedo estar limpio ni tampoco permanecer limpio.»

– «Te volverás limpio y en algún momento automáticamente te mantendrás limpio.

– «¿Por qué automáticamente?

– «¿Puedes explicarme cómo funciona el cambio de marchas cuando conduces un coche?

– «Primero debes dejar de pisar el acelerador, luego presionar el embrague con el pie izquierdo, poner la marcha deseada con tu mano derecha, luego soltar el embrague lentamente y al mismo tiempo con cuidado acelerar de nuevo con el pie derecho.»

– «Eso suena difícil.»

– «Es muy fácil, con la práctica necesaria, podrá al final hacerlo cada uno de forma automática.»

– «Tú lo has dicho. Cree también en ello.»

DIÁLOGO

 

«¡Y si hombres de corazón sincero se dirigen hacia Mi para aprender a comprender, así es Mi deseo el ayudar a todos aquellos que deseen participar en esta escuela de enseñanza mundial, en la Academia de Dios. Cuanto mas sinceras sean las preguntas de corazón, tanto más respuestas van a recibir en este camino. Así esta escuela de enseñanza mundial va a unir a todos aquellos que verdaderamente estan en su corazón!»