Impulso

Respuesta – 29. 05. 2020

Sabed Mis amados hermanos y hermanas, un nuevo Tiempo ha comenzado, el Espíritu Santo del Padre lo llena todo. Él está en lo pequeño, Él está en lo grande. Él está en la naturaleza, en los animales, en el campo y en el bosque, en las montañas, en las aguas, en el aire y en la luz, en el amanecer y en el atardecer del sol, en el cielo estrellado, en el cosmos y en las infinitamente numerosas e inimaginables para vosotros, inmensas galaxias. Ahora este Espíritu alcanzará a los seres humanos. La mayor dificultad será que los discípulos no confían los unos en los otros, pues para unos, la palabra del Padre y la palabra de Cristo y también la palabra de los hermanos Querubines de los Cielos, suenan demasiado severas, duras y fuertes. Otros encuentran las mismas palabras demasiado suaves y débiles. En verdad, en verdad os digo, comprended Mis hermanos, mis hermanas, que se está hablando a todas las almas humanas. Esto significa que la misma palabra puede sentirse de manera diferente y tener diferentes interpretaciones. Tomad lo que os toca de la palabra y paso a paso ganaréis una mayor comprensión. No devaluéis lo que no entendéis ni conseguís descifrar. Sabed, Mi palabra siempre fue y será un impulso, y seguirá siendo así, pues para muchos no es agradable escuchar la Verdad. Tu familia, tu hermano te cuestionarán, tu hermana se quejará de ti porque deseas cambiar. Tu madre y tu padre pensarán que han perdido a su hijo. ¡Pero esta es su realidad humana! ¡Y tú te encuentras en la segunda y la tercera realidad o nivel! Escucha Mis palabras, escucha Mi voz, tarde o temprano también te preguntarás en tu corazón: ¿quién es mi madre?, ¿quién es mi padre?, ¿quién es hermano y hermana? También para ti será la respuesta: son aquellos que hacen la Voluntad del Padre. Son aquellos cuyos corazones están ardiendo por el servicio a Mi lado, en la Misión de nuestro Padre. ¡Da testimonio por Mí, sé fiel a tu fe y creencia, entonces serás portador de la Luz y portador de la Verdad! No defiendas Mi palabra, vívela. ¡Pásala y distribúyela solo donde haya un gran interés y pueda ser de ayuda! En este tercer Tiempo, en el tiempo del Espíritu, muchos repartirán el agua de Mi fuente y la distribuirán a aquellos que tengan sed, a los que abran sus corazones para Mí. Mi nombre, Jesucristo, separará, repelerá o atraerá y conectará a las mentes. Incluso aquellos que hablan en Mi Nombre se defenderán, tal como lo hicieron en aquel entonces los escribas y fariseos. Pero Yo sigo en la Marcha Triunfal de la Victoria con Mi palabra y Mis enseñanzas. ¡Ahora se anuncia la Resurrección de la Vida Eterna! ¡La cosa sigue, Mis amados hijos e hijas! ¡Abandonad la primera realidad humana, elevad vuestro espíritu hacia la Trinidad de la Unidad, a la que también pertenecéis! ¡Convertíos en aquellos que con veneración reconocen la pureza del Agua de la Vida y pueden transmitirla con amor y llenos de gratitud! ¡Nuestra es la Victoria en la Fuerza, el Poder y la Gloria!

RESPUESTAS

 

Mis palabras que se hablan en este mundo, muestran su efecto en todos aquellos que leen estos mensajes, en aquellos que los sienten. También en aquellos que no quieren aceptar que esta es Mi palabra, y que debe ser dada. Esto no tiene la intención de satisfacer vuestra exigencia humana de pensar y sentir, sino que se trata más bien de conduciros a vuestro interior y transmitiros Mi ayuda y benevolencia.