Niños o hijos e hijas

Respuesta – 28. 05. 2020

Mis amados niños, mis amados hijos e hijas. En este saludo podéis ver que Yo me refiero a diferentes niveles de consciencia. ¡El niño sigue siendo un niño, su creencia sigue siendo la creencia de un niño! Mis palabras no tienen la intención de hacer una valoración, sino que están llenas de amor y benevolencia. Cada niño debe convertirse en un hombre joven, en una mujer joven, y eso mismo sucede en el camino que estáis recorriendo. Aquellos que ya han superado con éxito muchas etapas de la fe y de la creencia serán denominados cada vez más, Mis Hijos e Hijas. Por lo tanto, no os sintáis molestos por la denominación. Yo no os degrado con ello, sino más bien Me alegro por cada uno de vosotros que comenzó el camino con Cristo, Mi Hijo, y se encuentra en el camino de vuelta al Hogar. ¡Llegaréis como Mis hijos e hijas que conocen y reducen su voluntad propia en su propia vida elegida con su libre albedrío. Esto es un logro especial, una especie de varita mágica, una obra maestra muy especial! Y si vosotros sois padres, entonces sabréis que cada hijo, cada hija, permanecerá siempre vuestro niño. Así experimentaréis con frecuencia este amor tierno, cuando Yo os denomine Hijos Míos, pero también os podéis sentir niños, si eso lo deseáis.

RESPUESTAS

 

Mis palabras que se hablan en este mundo, muestran su efecto en todos aquellos que leen estos mensajes, en aquellos que los sienten. También en aquellos que no quieren aceptar que esta es Mi palabra, y que debe ser dada. Esto no tiene la intención de satisfacer vuestra exigencia humana de pensar y sentir, sino que se trata más bien de conduciros a vuestro interior y transmitiros Mi ayuda y benevolencia.