Sion

Mensaje Mundial – 20. Abril 2020

Yo llamo al norte, al sur, al este y al oeste: ¡Cristianismo levántate! Yo, Cristo, llamo a todos, en los que todavía arde una llama: ¡Encended la llama de la creencia y de la fe en vuestros corazones! ¡Sion está aquí! ¡En vosotros! Es la montaña en la que todos se reunirán y juntos celebrarán. Es la montaña que se eleva sobre el mundo de las sombras, en la creencia en Mí, en la elevación hacia el Espíritu, en la confianza en nuestro Padre. ¡Y finalmente llegaréis a la cima, a la unidad de unos con otros! ¡Dejad de estar separados y divididos en agrupaciones religiosas! ¡Dejad de discutir sobre las pequeñeces y las interpretaciones! ¡Yo soy vuestro Redentor, el Salvador, el Rey de Reyes, el Vencedor de los vencedores! Yo llamo al cristianismo en Europa: ¡Levántate! ¡Levántate y entra en la Marcha Triunfal de la Victoria, si deseas seguirme a Mí! Yo he resucitado. Y ahora es el momento de vuestra resurrección: ¡Levantaos, vosotros los cristianos, mis seguidores, los que Me sienten en su corazón, los que se sienten unidos a Mí, levantaos!  ¡Alegraos por todos aquellos que llevan Mi Nombre en sus corazones y en sus bocas! ¡Convertíos en una familia, pues vosotros sois un pueblo: ¡Mi pueblo! ¡Es el tiempo del despertar y del gran renacimiento, es el momento en el que aprendéis a comprender, que dolor y sufrimiento forman parte de vuestro camino! ¡Aceptadlos, superadlos, superad lo que debilita vuestro ser humano y levantaos en vuestras almas, hacia el esplendor y la fortaleza del Espíritu! ¡Todos ellos se reunirán Conmigo en el Tercer Tiempo en el monte de Sion! ¡Los que Me siguieron, esos dejaron tras de si el camino pedregoso y el desierto árido que forman parte de la montaña de la creencia!

Me refiero a ti, el que en la oración abrió su corazón para Mí. Me refiero a ti, el que con entusiasmo cantaba canciones sobre Mi Marcha Triunfal de la Victoria. Tú, el que daba discursos ardientes sobre Mí. Tú, el que en reuniones y congregaciones me juraste lealtad. Tú, el que difundiste Mi palabra en la calle, repartiendo folletos de puerta en puerta.  ¡Ha llegado el momento en el que se forma la caravana, sin importar la pertenencia a una religión o comunidad religiosa, sin importar a que rango se pertenece! ¡Yo ando entre vuestras filas, Yo llamo a vuestros corazones! ¡Yo estoy aquí con vosotros, entre vosotros y también quiero estar en vosotros! ¡Entrad en esta unión, abrid vuestros corazones! ¡Ha llegado el momento! Y sabed: ¡Mis ovejas conocen Mi voz! ¡Ellas reconocen Mi llamada! ¡Es el momento de salir de las ruinas del cristianismo y de despertar hacia la vida, todo lo que todavía pueda ser despertado!

¡Me colgasteis en la cruz, Me hicisteis callar y caer en el olvido. ¡Me olvidasteis en vuestro camino al ser seducidos por las maquinaciones y trucos sucios de la creación contraria! ¡Pero el adversario ha sido desenmascarado! Ahora depende de vosotros, superar y vencer lo que se encuentra en vosotros: La voz de vuestro antagonista – los aspectos del ego – pues eso forma parte de vuestro libre albedrío. Es el fruto del conocimiento sobre el bien y el mal, algo que queríais degustar. ¡Ahora conocéis el sabor amargo del reconocimiento! ¡Escupidlo y entrad en la Voluntad del Padre, que es la Unidad! La lucha y la victoria que os espera es la lucha en vuestro interior, la lucha contra la voz de la duda, del miedo y la desmoralización. ¡Es la voz del adversario la que os paraliza e impide el levantarse de nuevo, para seguir con firmeza en vuestras vidas y en vuestras situaciones profesionales y familiares!

¡Aprended a comprender, qué voz en vosotros os hace pequeños, o os hace sentiros mejor que los demás! ¿Qué os quiere separar de vuestro prójimo? ¿Qué sugiere la serpiente que os infiltra constantemente su veneno? Oh mirad, esta lucha la tendréis todos vosotros, pues es la lucha entre el bien y el mal, y tendrá que ser luchada, pues eso es lo que os separa de la unidad.

Aprended a comprender y no os rindáis: lo que hasta ahora una y otra vez os ha hecho fracasar, ha sido la fuerza que os quiere retener en la creación contraria. Esta fuerza se encuentra astutamente camuflada y lo ha conseguido tan bien, que la mayoría de vosotros la considera inexistente, como si fuera un cuento de hadas medieval. Después de haberos convencido con éxito de que no existía y que el diablo era una idea falsa del pasado, ella llegó a completar su obra maestra: infiltrándose en las filas de las religiones. ¡Esta fuerza juega el rol principal en muchas organizaciones religiosas, ata y seduce a los fieles, dejando que se la adore como si fuera un dios!

¡Dejad de orientaros hacia vuestros líderes carismáticos, vuestras divinidades, coach y consejeros de este tiempo, orientaos y confiad en Mí! Yo he recorrido el camino delante de vosotros. ¡Yo conozco la lucha que os espera en vuestro interior! ¡Aprended a reconocer la voz contraria que habla en vosotros, y declaradle la guerra! ¡Yo deseo vivir en vosotros! ¡Desenmascarad la serpiente, aplastad sus cabezas y liberaos! Será una victoria que os hará fuertes y os unirá con todos aquellos que también han ganado esta victoria dentro de sí mismos.

Os sentiréis unidos y reconoceréis que nadie quiere ser más que el otro y compartiréis lo que tenéis ¡Pues entonces habéis superado “el querer ser y poseer”! ¡Entrad en la lucha! ¡Ahora están en juego los últimos pasos decisivos en vosotros: ¡El cristianismo se levantará de las cenizas como el ave fénix, pues ha comprendido lo que significa la Redención y la ha aceptado para sí mismo! ¡Comprended, es la RE-solución! Yo os redimo, pues vuestra lucha interna os conducirá a vuestra necesidad de Redención. ¡Aceptadla, acogedme a Mí en vuestro interior y levantaos! ¡Sion está cerca! ¡Oh cristianismo, Sion está cerca!

EL TERCER TIEMPO

 

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»