Inicio

EL TERCER TIEMPO

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»

Aquellos que creen

¡Aquellos que creen, Yo, Cristo, les conduciré hacia la verdad! ¡Aquellos que creen, sentirán Mi cercanía! ¡Aquellos que creen y confían, escucharán Mis palabras! ¡Aquellos que creen y confían, comprenderán Mis palabras! ¡Aquellos que creen y confían, se convertirán en los hijos e hijas del Padre!

Yo voy contigo

¡Yo Cristo voy contigo, pues Yo soy la luz en tu corazón! ¡Yo Cristo voy contigo en todos tus caminos! ¡Yo Cristo camino contigo, durante meses y años! ¡Yo Cristo camino contigo, en siglos y encarnaciones!

Busca y encuentra

Redimida, lavada, con un vestido blanco, el alma ahora se enfrenta a sus programas, grabaciones e implantes. ¡Permanece en ti! ¡No te compares, no mires a los demás, pues cada uno tiene su propio encuentro Conmigo y encuentra su propia plenitud en sí mismo!

Levantaos y seguid adelante

Mis queridos hermanos y hermanas, sabed, seguir el camino significa caminar paso a paso, poner un pie delante del otro, poniendo en práctica en vuestras vidas lo que habéis comprendido: Las actitudes y decisiones en la vida cotidiana, ser cada vez más fiel a sí mismo y a sus sensaciones, y a que uno no...

Experiencias

El iniciado: «¿Cómo debo interpretar que por un lado todo es tan prometedor y en otro momento todo es muy serio?» Cristo: «¿No encaja eso?» «Yo no sé. Es como si algunos se salvaran y otros no.» «Eso no es así. Algunos superarán su miedo, otros no.» «Yo también tengo miedo.» «¿Por qué?» «Porque no...

Escuchad los tambores

Escuché un sonido como un tamborileo constante y vi un ejército de luz. Los seres eran soldados de la luz, avanzaban al ritmo de los tambores. Mi corazón tomó ese ritmo y fue como si todo el universo estuviera en sintonía con ese ritmo de tambor. Un sonido vibrante se sintonizó con los tambores, como...

¿Para quién debes hacer algo?

Me acerqué a un joven, él estaba agitado y sin descanso, trabajando sin parar. La habitación estaba llena de tensión y ritmo agitado. «¿Olvidaste que se está preparando la boda?», pregunto Yo. «Sí, sí, lo sé, pero ya ves, tengo mucho que hacer», responde abrumado.

Cuencos de la misericordia

Se muestra la siguiente imagen: Veo siete ángeles poderosos. Se encuentran sobre el planeta tierra. Como un anillo de arco iris. Cada uno de los ángeles está envuelto en un color diferente. Todos llevan capas de diversos colores sobre una túnica blanca brillante.

Llamado y siguiendo la invocación

Con gran amor y claridad eres llamado tú, el ser humano, para seguir tu camino, si, tu camino. Así que deberías aceptar todo lo que tú eres, pues eres algo único y estás equipado con tu programa de vida exclusivamente individualizado.

Sin ver

Cuando Tomás regresó con los discípulos, le dijeron: «El Maestro estuvo aquí, Él nos habló, Él estuvo entre nosotros.» Sin embargo, Tomás no podía ni quería creer lo que decían los discípulos. Y cuando Jesús estaba frente a él, su vergüenza fue grande, muy grande.

El cordero del sacrificio

Me encontraba de nuevo en la colina, mirando la ciudad de Jerusalén. Me sentía como si escuchara la multitud en las calles: «¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo!» Unos días antes Me habían alabado dándome la bienvenida con ramas de palma.

El cordero

Es la mañana de Mi juicio. Todavía está todo tranquilo. Algunos creyentes están rezando salmos en las calles, pues han venido a Jerusalén para celebrar la Pascua. Todavía no ha amanecido, pero se escuchan los primeros pájaros.