Inicio

EL TERCER TIEMPO

«Yo, vuestro Dios y Padre celestial, elevo de nuevo Mi palabra en el tercer Tiempo a través de canales ennoblecidos y purificados, a través de mensajes en el tercer Tiempo, en el idioma de espíritu a espíritu, en el que Cristo conduce a sus seguidores.»

Bautismo del Espiritu

Y así como en aquel entonces Mis discípulos experimentaron el bautismo del Espíritu, sin entender lo que esto significaba, de la misma forma tendrá lugar mundialmente y cósmicamente este gran acontecimiento en estos días de Pentecostés.

¡Vuestra alma lo sabe!

¡Vuestra alma lo sabe! ¡Oh recordad vosotros seres humanos, acordaos del gran Plan! ¡Vuestra alma lo sabe! Vuestra alma conoce la meta, incluso cuando el ser humano, con frecuencia demasiado intelectual, ya no es capaz de creer.

Un requisito elevado

En el tercer Tiempo, el Tiempo del Espíritu en el que la humanidad acaba de entrar y seguirá entrando, cambian las perspectivas, cambian los reconocimientos, pero nunca se ignorarán los mandamientos y las promesas antiguas, sino que van a ser conducidas hacia su realización.

El mañana se cuidará de sí mismo

Oh mis hermanas, mis hermanos, Yo os digo: No os preocupéis por el mañana, ¡preocupaos por el hoy! Ved y comprended: Ir Conmigo significa, confiar en Mí. Si os habéis propuesto eso, entonces Yo os pregunto: ¿Qué significa confiar en Mí?

Autorreconocimiento

Así aprended a entender y a comprender lo que Yo deseo explicar hoy: El ser humano aprenderá en el camino hacia sí mismo, si él lo permite, a conocerse a sí mismo, para así poder ser guiado hacia el autoconocimiento.

El cordero del sacrificio

Me encontraba de nuevo en la colina, mirando la ciudad de Jerusalén. Me sentía como si escuchara la multitud en las calles: «¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo!» Unos días antes Me habían alabado dándome la bienvenida con ramas de palma.

El cordero

Es la mañana de Mi juicio. Todavía está todo tranquilo. Algunos creyentes están rezando salmos en las calles, pues han venido a Jerusalén para celebrar la Pascua. Todavía no ha amanecido, pero se escuchan los primeros pájaros.